martes, 18 de diciembre de 2007

Arma fatal (Hot Fuzz).


Edgar Right y Simon Pegg fueron los autores del homenaje al cine de zombis en clave de comedia que se tituló Shaun of the dead. Si, digo bien, homenaje que no parodia, porque lejos de reírse, barnizaban de humor el género de no-muertos.
Ahora, con bastante retraso respecto el resto del mundo se ha estrenado en España su última creación: Arma fatal (Hot Fuzz). Un título que traducido no ayuda a que resulte atractivo para el público (a pesar de buscar la cercanía con Arma letal). Lo mismo sucedió con Shaun of the dead, que se convirtió en Zombies party.

Arma fatal cuenta la historia de Nick Angel (Simon Pegg), el mejor agente de policía de Londres, que debido a la envidia que sufre por parte de sus compañeros de trabajo es destinado a un tranquilo pueblo de la campiña inglesa, tranquilo... en apariencia.

Teniendo en cuenta que cuenta con gran parte del equipo que creó Zombies party, parece lógico que mantenga muchos puntos en común con esta. Formalmente es muy parecida, como en ella, durante el primer acto nos presentan las situaciones que en el último nos volverán a aparecer pero de manera subvertida. Por ejemplo, poco después de llegar al pueblo, veremos a Angel haciendo footing por el mismo, de una manera similar a como se nos planteará una de las ultimas escenas.
Como sucedía en su film anterior con el cine de terror, este esta plagado de todo tipo de referencias, en este caso al cine de acción policíaco. Desde el inicio a lo Ángeles de Charlie a escenas que nos recordaran, inevitablemente, a títulos como Le llamaban Bodhi (Point break), Dos policias rebeldes (Bad boys) o CSI. Pero también esta en deuda con el cine británico de los sesenta-setenta (como La plaga de los zombis -The plague of zombies-, 1966), historias situadas es pueblos aparentemente idílicos pero que escondían muchos secretos (como pasa en este).

La primera parte de la película presenta al personaje (ojo a los cameos de Peter Jackson como Santa Claus y Cate Blanchett, la exnovia del agente Angel) y su llegada al pueblo, transcurriendo por el territorio de la comedia, caricaturizando a los habitantes del pueblo.
La segunda, sin dejar la comedia, se convierte en una buddy movie con tintes gore. Los asesinatos se suceden mientras Angel intenta convencer a sus compañeros de que no se tratan de accidentes.
El último acto es el mejor (tremenda la "toma" del supermercado). Una vez descubierta la trama, se produce un desenlace que comienza a la manera de Sergio Leone, después se transformaría en Perros de paja (Straw dogs), para terminar por emular a John Woo. Increíble.


Se trata de una película más que recomendable. Lo mejor, de una parte los actores, todos y en especial la pareja protagonista (Pegg y Nick Frost). Y también el tono general de la película. Como combina (y desmonta) las distintas referencias con la comedia, sin estridencias, mientras va pasando del realismo en el inicio a la exageración al final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario