lunes, 3 de diciembre de 2007

Habitación sin salida (Vacancy).

Habitación sin salida constituye el debut en el cine norteamericano de Nimród Antal. Su película es claramente deudora de Psicosis (Pshyco, 1950) de Alfred Hitchcock (y argumentalmente de la saga Hostel), un hotel perdido, un recepcionista bastante "peculiar"(obsesionado con cintas de vídeo en vez de con su madre)... A este lugar "paradisiaco" llega una pareja (Kate Beckinsale y Luke Wilson) en crisis tras la muerte de su hijo y allí descubrirán que han caído en las manos de una red dedicada a la filmación de snuff movies.

Como gran parte del cine de terror USA actual parece nacer de leyenda urbanas, a ello hay que unir la caída en ciertos tópicos: el teléfono que se queda sin cobertura, el motor que falla...
Sin embargo, y a pesar de un desenlace demasiado dulce (por suerte, no hay susto fácil final), no es una mala película. Al contrario. Tampoco diré que se trata de una gran película, pero sin ser innovadora parte de una serie de presupuestos bastante claros y sabe como aprovecharlos en sus 85 minutos: tres personajes, una relación dañada entre los protagonistas, un hotel, unas cintas de vídeo y una amenaza.

Entre los actores, Kate Beckinsale, estupenda (luego he sabido -y agradecido- que sustituyó a Sarah Jessica Parker, inicialmente elegida para protagonizarla), terrenal. Y también me ha gustado el actor que hace de gerente del hotel (a pesar de que creo que sobreactúa un poco al final), Frank Whaley... cuyo momento mas terrorífico me parece que es el de su primera aparición, con la sensación malsana que despierta su forzada normalidad.


Creo que lo correcto sería definir a esta Habitación sin salida como un pasatiempo. Quizás desaprovecha algo que leía en la crítica de aullidos, la idea de que el ser humano es eminentemente voyeur. Si no fuera así, ni siquiera existiría el cine. La necesidad de ver imágenes impactantes se hace más que evidente en la propia web. Sin embargo, esta no es del todo aprovechado (no se nos hace notar que siente el posible consumidor de estas imágenes -¿puede haber algo más terrorífico?-). Esto hace que la película no vaya más allá, pero se deja ver bien gracias a una correcta realización.

4 comentarios:

  1. A mí la idea del comienzo, lo que le deja ver a uno el trailer, me parece cojonudo. El momento ese del marido en el que dice: "¡coño, redios, pero si son esas las cortinas del vídeo!" Me encanta. Aunque, es evidente, que, como bien dices, es puro entretenimiento y no va más allá, seguro. Pero tengo ganas de verla.

    Un saludo.
    Z0MBI.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario. Como decía, a peli esta bien, un poco por encima de la media. Le sobra algún tópico, le falta explicar lo que siente el que ve estas cintas. Pero bueno, pese a ello, los personajes parecen mas coherentes de lo habitual, que no es poco...

    ResponderEliminar
  3. Junto con la peli "1408" con John Cusack, parece que esta emergiendo la moda del terror en la habitación de hotel...acabo de ver un trailer de una peli por estrenar (comedia negra) llamada "no digas nada" que podria interesaros...

    http://es.youtube.com/nodigasnadapeli

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, por la recomendación. Le echaremos un vistazo.
    Respecto a las habitaciones de hotel... tienen algo, tan impersonales y tan parecidas todas, y que al tiempo (o por eso), permiten representar el mundo interno de cada uno.

    ResponderEliminar