domingo, 26 de agosto de 2007

Ciao Michelangelo

Poco después de saberse de la muerte de Ingmar Bergman nos llegó otra noticia trágica. La de la muerte, apenas un día después, de Michelangelo Antonioni a los 94 años.




Antonioni nació en la ciudad de Ferrara el año 1918 en el seno de una familia de clase media. A los 17 se trasladó a Bolonia donde se licenció en economía y comercio, al tiempo que escribía críticas de cine en periódicos locales y que se interesaba por la pintura.

Comenzó a estudiar dirección en 1940 y tras la II Guerra Mundial comenzó a trabajar, en principio, como guionista de autores neorrealistas como Federico Fellini o Roberto Rossellini. Pero, poco a poco, con sus cortos y documentales primero, y sus largos después, demostró ser un autor que no se casaba con ningún movimiento, como hizo en 1950, con su debut, Crónica de un amor, filmada en 160 planos largos; a la que le siguieron otras como El grito (1954) Las amigas(1955) que pusieron las bases temáticas de su cine: la soledad y la desesperanza.

Su madurez cinematográfica comenzó en 1960 con La aventura, en la que conoció a la que sería su musa, Mónica Vitti, con la que vivió una larga historia de amor. Esta película sería la primera de una trilogía junto con La noche(1961) y El eclipse(1962). Se trata de un cine duro, con argumentos mínimos, dominados por tiempos muerto que propiciaron el enfrentamiento con gran parte de la crítica y del público.

Tras esto abandonó, al menos cinematográficamente, Italia. Rodó en 1966 Blow up en Inglaterra, Zabriskie Point en Estados Unidos (1970), al tiempo que se interesaba por el uso de nuevas técnicas cinematográficas, como el vídeo de alta definición durante los primeros años ochenta.

Pero en 1986 un derrame cerebral casi termina con su vida. Pese a la inmovilidad a la que se vio condenado no dejó de estar artísticamente vivo, realizando -en colaboración con otros autores- largometrajes como Mas allá de las nubes(1995) junto a Win Wenders o el proyecto Eros (2004), un conjunto de cortometrajes junto a Steven Sodembergh y Wong Kar Wai en los que reflexionaba acerca del erotismo y la sexualidad.


Mas de Antonioni.
Michelangelo Antonioni en imdb
Biografía del director en RAI internacional
Fragmento de Crónica de un amor en YouTube.

domingo, 19 de agosto de 2007

El día que Ingmar Bergman perdió la partida

¿Juegas al ajedrez, verdad?
¿Cómo lo sabes?
Lo he visto en pinturas y lo he oído en canciones
Pues sí, realmente soy un excelente jugador de ajedrez
No creo que seas tan bueno como yo
¿Para qué quieres jugar conmigo?
Juguemos con una condición, si me ganas me llevarás contigo, si gano yo, me dejarás vivir.


Este diálogo entre el Caballero (Max von Sidow) y la Muerte de El séptimo sello sirve para resumir la obra de Bergman. El individuo frente a su propia existencia, sus deseos, su frustaciones....


Ingmar Bergman nació en 1918, en Upsala (Suecia) hijo de un estricto clérigo protestante, que le proporcionó una severa educación basada en ideas como pecado, castigo, misericordia.... que incluía castigos corporales, que incluían tras terminar- besar la mano del padre y pedir perdón. Este es un detalle fundamental para entender parte de su obra así como la relación de amor-odio que mantuvo con sus padres.

Licenciado en historia, desde niño se había interesado en el teatro, llevando a cabo renovados montajes de autores clásicos como Molière, Ibsen etc. Decía que mientras el teatro era una esposa fiel, el teatro era una amante ocasional y pasional.Debutó como director en 1946 con Crisis a la que le siguieron otras: El séptimo sello(1957), El manantial de la princesa(1960), Persona(1966)....

Su obra se sitúa en la antípodas del cine comercial, lejos de todo efectismo, de todo efecto especial, intenta reflexionar sobre los grandes temas que interesan al hombre, la presencia de Dios y el sentido de la vida con o sin el, la muerte, y -su otro gran tema- el mundo de la pareja, los celos, la incomunicación, infidelidades, mentiras que llevan a su destrucción y que encuentra su paralelismo en la vida agitada sentimental de Bergman, casado cinco veces y protagonista de numerosas aventuras. Sin embargo, Bergman resumía su cine como la búsqueda de la felicidad, que aparece en su penúltima película, Fanny y Alexandre(1982).

Retirado en la isla de Faro se mantenía activo dirigiendo montajes teatrales, trabajando para la tv, volvió a dirigir en 2003, Saraband, retomando los personajes de Escenas de pareja(1973), haciéndose las mismas preguntas, aquellas que se hacía el caballero ante la muerte.


Más sobre Bergman:

Una semblanza en youtube.com
Ingmar Bergman en imdb.com
Un fragmento de El séptimo sello: es.youtube.com/watch?v=anvRFJFUnRE&mode=related&search=

viernes, 17 de agosto de 2007

Volvemos de vacaciones

Hola de nuevo.

Tras las vacaciones, retomamos el blog. Espero que todos vosotros hayáis disfrutado de un merecido descanso o, con suerte, aun estéis en ellos.



Antes de cerrar el post, quiero disculpar el retraso en comentar dos noticias, los fallecimientos de Bergman y Antonioni, pero tampoco querría pasar sin hacer un comentario (que viene en los siguientes posts).