viernes, 11 de enero de 2008

Interview.


El apellido van Gogh parece siempre asociado a la fatalidad. Vincent, el pintor, recibió el nombre de un hermano fallecido antes de nacer el. Cornelius, que también sufrió graves problemas mentales y Theo. El galerista, el apoyo de Vincent, que cayó en una profunda depresión tras la muerte de su hermano y murió seis meses después (quizás por complicaciones de la sífilis que sufría).
Theo van Gogh, nieto de este falleció asesinado en Amsterdam en 2004, por un islamista radical. La actitud del director holandés fue siempre ácida y crítica hacia la sociedad que le rodeaba, pero también hacía sus miembros. Ahora, Steve Buscemi ha dirigido el remake de una de sus películas (de 2003): Interview.




Interview es un baile entre una felina Sienna Miller y un desencantado Steve Buscemi (también director). Él es un reportero de guerra que ha perdido su prestigio y se ve forzado a realizar entrevistas a celebrities.
Se trata de una hermosa película, donde lo primero que llama la atención es la estructura, tremendamente teatral. Dos personajes, apenas tres escenarios y el poder (poderoso) de la palabra. A través de ella, los personajes se denudan, se muestra como seres heridos, marcados por cicatrices, internas y externas.
Verdades y mentiras se van entrelazando y terminan por desembocar en una sensación agridulce de la naturaleza humana. Sinceramente, la película me ha sorprendido y sin embargo, no me ha terminado de gustar el desenlace... quizás porque esperaba un final más dulce.
Pero si me ha parecido maravillosa la relación que se establece entre los personajes directa, espontánea y convincente.


Una frase hacia al final es definitiva y describe las relaciones humanas como un pulso, una relación de poder, un tira y afloja en el que siempre debe haber un vencedor. Y eso es lo que sucede aquí. Al final, da igual la verdad, da igual quien habla. Realmente lo importante es la máscara, la persona que parecemos ser, más allá de quien somos realmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario