sábado, 31 de mayo de 2008

Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal (Indiana Jones and the cristal skull kingdom).


Para toda una generación (diría que varias), Indiana Jones es todo un icono. De paso la puso en conexión directa con el cine de aventuras clásico que tomaba como referente. Tras tres artes (En busca del arca perdida; Indiana Jones y el templo maldito e Indiana Jones y la última cruzada) parecía que la saga se había terminado en aquel lejano ya 1989. Pero tras casi veinte años George Lucas, Steven Spielberg y Harrison Ford se decidieron a retomar las peripecias del arqueólogo.





Indiana Jones y el reino de la calavera de cistal nos sitúa en los años cincuenta, durante la Guerra fría. El enemigo esta vez no son los nazis, sino los comunistas que buscan una calavera de cristal poseedora de un tremendísimo poder.

Un detalle agradable es ver como han reflejado el paso del tiempo en el protagonista. A esto hay que unir que es posible que haya un sector de público que no se sienta próximo a Harrison Ford.
Aquí es donde entra en juego Shia Labeouf.
El joven actor, que se presenta como un cruce entre James Dean y Marlon Brando en Salvaje, es el relevo generacional entre los nuevos y los viejos fans. Pero quizás es ahi donde comienzan los problemas.

No diré que esta nueva película sea mala, que no lo es. Evidentemente estar dirigida por Steven Spielberg debe significar algo. Pero si creo que el espíritu vintage de las partes anteriores ha desparecido para dar al público lo que espera. En lo cual tiene mucha culpa el guión.

Por lo que se sabe el libreto de la cinta paso por muchas manos (entre ellas las de Tom Stoppard o M. Night Shyamalan), hasta llegar a las de Frank Darabont. El autor de La Niebla escribió un guión que era el favorito de Spielberg (de hecho, lo consideraba el mejor desde el primero de la serie), pero que no correspondía con lo que quería Lucas. De tal manera que el guión final fue obra de David Koepp.

Como decía, la cuestión está en que el aire clásico de partes anteriores ha desaparecido. En su lugar las escenas de acción (brillantes eso si) se suceden, mientras sucumbe la historia. Es como si estuviéramos presenciando un largo videojuego, en el que las misiones van pasando. Hay escenas que dan la sensación de estar pensadas en una futura adaptación.
A consecuencia de ello el global de la historia flojea y mucho, mientras que el ritmo sufre bastantes altibajos. Se mantiene (y muy bien mientras esta Labeouf en pantalla), pero la cosa está en que parece que se ha rebajado el nivel de la película para hacerla más "accesible".
En definitiva, es una película entretenida, familiar, pero en la que vemos como el tiempo no ha tratado bien a nuestro héroe.

2 comentarios:

  1. Una de las críticas que leí por ahí con respecto al guión, decía que la historia simplemente se sucedía sin razón aparente, arrastrando a los personajes, que no tenían decisión alguna en el desarrollo de los sucesos. Si lo piensas bien se nota en que a veces parece que llevan la calavera a donde hay que llevarla porque sí, sin decidir gran cosa sobre que hay que hacer, mientras que en las otras peliculas indiana tomaba multiples decisiones para oponerse a los villanos; por ejemplo cate blanchett quiere poner la calavera en su sitio pero no sabe lo que ocurrirá despues, con lo cual dificilmente se puede planificar el aprovechamiento de ese poder por parte de los soviets; y en el caso de indy, le voy a parafrasear, esa calavera "DEBERIA ESTAR EN UN MUSEO". De hecho fijate cuando están en medio de la selva con el mapa, parece que colaboran todos juntos, casi parece que indy pueda ser comunista (que dado como estaban las cosas en aquella epoca, no se de que se ofenden, indy hubiera sido rojo seguro)Claro está que se apunta levemente que Akator es el dorado, con lo cual el objeto de la búsqueda en sí sería la ciudad. También le criticaban, que para una historia que es sólo una excusa para la aventura, la liaban demasiado, y estoy de acuerdo en que si la vas a liar para luego no explicarla bien, mejor no la líes. ¿No habría sido más simple que la calavera en sí fuese el artefacto, y que cate blanchett simplemente quisiera llevarla a moscú, para usarla como entrenamiento de los "psiquicos rusos"? A mí me hubiera encantado que al principio hubiera aparecido "Moscú. 1957"
    En realidad el único fallo que le veo es el guión, los actores no están mejor porque no tienen más espacio para respirar, excepto harrison que es al que le dan todo lo bueno (y con lógica, claro).
    El pibe me encantó, y en la persecución de la selva se ganó los galones, en mi opinión, a pesar de los monos. Afortunadamente las otras "lucasadas" como los bichitos esos del desierto, no pasan de ser decorado: en starwars seguro que hubieran jugado algún estúpido papel en la historia.
    El problema es, que nadie le pedía a la peli que fuera mejor que las otras, pero si que fuera algo mejor que lo que se puede ver hoy en día, y no estoy seguro de que la película destaque entre lo que la rodea como debería.

    ResponderEliminar
  2. Hombre, la cuestión está en que se ha hecho una película para el público de hoy, pero dando lo que se espera que deba tener una película de Indiana Jones.
    Claro, el problema está en haber hecho una película incluyendo los guiños que todo el mundo espera está en que en el fondo todo parece muy vacío, muy prefabricado.
    El guión es otra cosa. Se nota, mucho y para mal la presencia de Lucas (por ejemplo, en los bichos) y eso es lo que termina de rematar la historia. Máxime cuando el fuerte de Lucas no creo que sean las historias.

    ResponderEliminar