domingo, 4 de mayo de 2008

Rebobine, por favor (Be kind Rewind)


Michel Gondry es particularmente conocido por sus vídeos musicales y por su colaboración con Charlie Kauffman en Human nature y ¡Olvídate de mi!. Pero desde que su sociedad se rompió, el galo se ha mostrado como un cineasta poseedor de un rico universo propio, primero con La ciencia del sueño y ahora con Rebobine, por favor (Be kind Rewind), el mismo presente en sus trabajos musicales.



Rebobine, por favor cuenta la historia de Mike (Mos Def) y Jerry (Jack Black); Jerry intentará sabotear una central eléctrica y como consecuencia de ello quedará magnetizado, estropeando las cintas del videoclub del que Mike esta encargado. Entonces comenzarán a filmar, ellos mismos, versiones de las películas.




(La versión de Gondry del trailer de su propia película).

La película es una hermosa carta de amor al cine, a un tipo de cine o a una manera de entenderlo, a la cinta de VHS y al cine de calidad. De autor o más comercial, pero siempre buen cine.
Un aspecto a destacar es el visual, el mundo urbano y a la vez naïf de Gondry encuentra su correspondencia con la historia. Pero es en su inocencia y sus reivindicaciones en las que su guión flojea más (en eso si se nota que no tiene a Kauffman). Y aunque me parece inferior a La ciencia del sueño, tiene algunos momentos memorables. Uno, por ejemplo, la recreación de Cazafantasmas... impagable. Otro, el asalto a la estación eléctrica. En estas escenas tenemos al mejor Gondry, al más visual. Y en ello cuenta como aliados con la pareja protagonista (muy bien ambos, pero me sorprendió Mos Def), un par de seres que viven en una caravana, al margen de la sociedad y escuchando las historias de un legendario músico de jazz.
Como decía, lo único que no me ha terminardo de gustar es la moralina que rodea la historia, convertida en una versión contemporánea de ¡Qué bello es vivir!

No hay comentarios:

Publicar un comentario