lunes, 20 de octubre de 2008

Reflejos (Mirrors).


Los espejos son como una puerta, que permite el paso entre dos estados, lo desconocido y lo desconocido; lo temporal y lo que se escapa de tiempo. Al mismo tiempo, olvidamos que, como decía Rene Magritte: Ceci n´est pas une pipe. La imagen no deja de ser representación.

Pero, ¿qué pasaría si un día, al mirar al espejo, no viéramos lo que esperamos?
Esta es, a grandes rasgos, la idea presente en Mirrors (Reflejos), la última película dirigida por el francés, miembro del oficioso Splat pack, Alexandre Aja.
Un policía traumatizado comienza a trabajar en un centro comercial abandonado y quemado, en donde los espejos se encuentran en un más que sospechoso buen estado...

La película, en principio, iba a ser un remake de la coreana Into the mirror, pero según Aja (Scifiworld nº7, octubre 2008), esta no le llamó demasiado la atención como si lo hicieron ciertas escenas en torno a los espejos y al hecho de que sea un objeto cotidiano, que de forma mas o menos consciente usamos y que nos sirve para reafirmar nuestra identidad.
Así la cinta presenta unos actos bastante bien estructurados.
Un prólogo, que no deja nada al azar, marcando la pauta a seguir por el resto de la película.
El primer movimiento, incluyendo la presentación del protagonista (Ben Carson-(estupendo)Kiefer Sutherland) y su estado mental, cerrándose con la muerte de su hermana.
El segundo acto, partiría de "la investigación", en la que vamos conociendo el origen del mal que surge de los espejos, que a su vez termina cuando la familia de Carson es objeto de la amenaza.
El tercero y último, la resolución, es lo más flojo de la película, porque utiliza un -innecesario- clímax, que lleva a un epílogo -triste y hermoso-.

Como se ve, la manera de organizar la historia no es nada novedosa. De hecho, tiene muchas similitudes con otras películas del género (o subgénero), por ejemplo, La señal (The ring), como el uso de un elemento cotidiano como herramienta para el terror y la amenaza sobre la familia.
La presencia de la unidad familiar, es otra de las constantes de Aja. Esta ya era parte importante tanto de Alta tensión, como en Las Colinas tienen ojos y aquí es un aspecto fundamental también.
Pero lo que diferencia a esta Reflejos de otras películas del mismo estilo puede que se encuentre en la mano de Aja para crear atmósferas, una sensación opresiva que se hace má intenso durante toda la parte del metraje que transcurre en el centro comercial es muy bueno, y parece entroncar con una tradición expresionista en el uso de la luz y los espacios.
Otra cuestión es la presencia de la culpa, que actúa como elemento fundamental en la trama. Origina el estado del protagonista y luego, en el segundo acto provoca que se decida, definitivamente, a investigar lo que sucede, al sentirse culpable de la muerte de su hermana.
Hay una secuencia, mientras intenta saber qué sucede, que me ha gustado. Normalmente esta parte suele llevarse por muchos tópicos, pero aquí, durante una conversación con un psiquiatra, este da la clave para explicar como la culpabilidad puede provocar un desdoblamiento de la personalidad y tener consecuencias dramáticas, como el sr. Goliadkin o Ivan Karamazov, el enfrentamiento con el doble (el doppelganger), del que hablaba Freud -como muestra de lo reprimido- que se considera, tradicionalmente, solo podía llevar a la muerte.

Inevitablemente, siendo Aja no olvidaremos el gore. Sin embargo, en este caso es mucho menor que en otras obras de Aja, bien por querer darle un tono un poco más contenido... ¿presiones de los productores?
En líneas generales, la película está muy bien, con algunos muy buenos sustos (el niño y su "pesadilla"). Lo que ocurre es que hacia el final, más que decaer, se torna en tópica, perjudicando a una propuesta inicial más que notable.

5 comentarios:

  1. Tengo ganicas de verla, la verdad. Me gustó la coreana, mucho, aunque su final fue realmente flojo. Pero solo por ver la escena en la que la coreana se peina y se le cae el peine, ella se agacha y su reflejo se queda de pie mirándola fijamente... solo por esa escena ya merece la pena. ¡Y mucho!
    ¡Saludillos!

    ResponderEliminar
  2. Hola, te escribo para felicitarte por el blog, esta muy bueno.
    Yo tambien tengo uno de cine, cuya direccion es http://comediavsdrama.blogspot.com. Queria saber si te interesaba intrcambiar links entre nuestras paginas. Si te interesa dejame un comentario en mi blog y agregare tu link al instante.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Pues amigo Zombi, muy recomendable esta de Aja,decae un poco al final, pero... no iba a ser perfecto. De todos modos, no he visto la coreana asi que no te puedo decir, según Aja el parte de la idea y no es tanto un remake, pero ya me dirás cuando la veas.

    Creando vomito... encantadísimo de intercambiar links y felicidades por tu blog.
    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  4. Ya he colocado tu link, muchas gracias por enlazarme :)

    ResponderEliminar
  5. Hola amigo, vengo a sugerirte una cosa para tu super blog.

    Verás, ¿no te gustaría que tu blog en vez de ser .blogspot.com, .wordpress.com, etc fuese .com.es? Pues como ya sabrás eso es un dominio y hay que pagar para tenerlo, pero te voy a decir como puedes ganar uno gratis y encima ganar un montón de visitas!

    Verás, solo debes de registrarte en el top web http://buscoogle.es cuando te registres te conectas y te dará un código para poner en tu blog, lo colocas donde más visible sea y tus visitantes te votarán haciendo click hay, normalmente tendrás que animarlos tú a que voten.

    El ganador en el periodo de tiempo dicho en la página (el que más votos tenga al final) será premiado por un dominio .com.es (durante un año), el 2º un banner en el top suyo (durante un mes) y el 3º un mini banner en el top suyo (durante un mes). Los premios irán aumentando conforme vayan aumentando los usuarios.

    Es tu momento! ahora que está recién abierto y no hay competencia!

    Si necesitas algo mi email es admin@buscoogle.es

    Saludos - Admin Buscoogle Top Web http://buscoogle.es

    ResponderEliminar