jueves, 4 de diciembre de 2008

Madagascar 2 (Madagascar: Escape 2 Africa).

De entrada aviso que no vi la primera parte, así que es posible que meta la pata en alguna que otra cosa.
Madagascar 2 (Madagascar: Escape 2 Africa) comienza "a la manera Bambi", tocando -directamente- la fibra de espectador. Luego nos lleva en un rápido resumen de la primera parte al encuentro de los animales protagonistas. En la isla de Madagascar, a punto de emprender viaje de vuelta a Nueva York. Pero durante el camino las cosas se tuercen y en lugar de llegar a su hogar, terminan en la sabana africana.

Frente a otras producciones más recientes, Madagascar 2 cuenta con una historia sencilla, aparentemente más pensada para niños, utilizando como base una historia de aceptación y diferencias -al estilo de El patito feo-. Primero los personajes se sienten integrados en su entorno "natural", luego se sienten desplazados (porque son diferentes) y finalmente terminan por ser aceptados.
La película es resultona, se deja ver bien, pero no llega a la altura de, por ejemplo, Wall-e; es corta, apenas una hora y media, y cuenta con un buen ritmo, lo que me reafirma en que está más pensada para los más pequeños. Durante gran parte del metraje la historia separa a los protagonistas lo que se hace que se pierda parte del juego que podrían dar.
Estéticamente está muy bien, con un muy buen uso de la tridimensionalidad y un tremendo detallismo en los personajes.
Pero lo que si destacaría son a tres de los secundarios, que le dan mas vida a la película: Una anciana, de Nueva Yok, como nuestros protagonistas, que vendría a ser "la bruja mala" de los cuentos; un grupo de pingüinos, encargados de organizar el viaje de vuelta y un trio de lemures, que buscan una "lemuria" por la que extender su reino -en uno de los cuales creo que se ve cierta influencia de La edad del hielo-.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada