sábado, 31 de mayo de 2008

Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal (Indiana Jones and the cristal skull kingdom).


Para toda una generación (diría que varias), Indiana Jones es todo un icono. De paso la puso en conexión directa con el cine de aventuras clásico que tomaba como referente. Tras tres artes (En busca del arca perdida; Indiana Jones y el templo maldito e Indiana Jones y la última cruzada) parecía que la saga se había terminado en aquel lejano ya 1989. Pero tras casi veinte años George Lucas, Steven Spielberg y Harrison Ford se decidieron a retomar las peripecias del arqueólogo.





Indiana Jones y el reino de la calavera de cistal nos sitúa en los años cincuenta, durante la Guerra fría. El enemigo esta vez no son los nazis, sino los comunistas que buscan una calavera de cristal poseedora de un tremendísimo poder.

Un detalle agradable es ver como han reflejado el paso del tiempo en el protagonista. A esto hay que unir que es posible que haya un sector de público que no se sienta próximo a Harrison Ford.
Aquí es donde entra en juego Shia Labeouf.
El joven actor, que se presenta como un cruce entre James Dean y Marlon Brando en Salvaje, es el relevo generacional entre los nuevos y los viejos fans. Pero quizás es ahi donde comienzan los problemas.

No diré que esta nueva película sea mala, que no lo es. Evidentemente estar dirigida por Steven Spielberg debe significar algo. Pero si creo que el espíritu vintage de las partes anteriores ha desparecido para dar al público lo que espera. En lo cual tiene mucha culpa el guión.

Por lo que se sabe el libreto de la cinta paso por muchas manos (entre ellas las de Tom Stoppard o M. Night Shyamalan), hasta llegar a las de Frank Darabont. El autor de La Niebla escribió un guión que era el favorito de Spielberg (de hecho, lo consideraba el mejor desde el primero de la serie), pero que no correspondía con lo que quería Lucas. De tal manera que el guión final fue obra de David Koepp.

Como decía, la cuestión está en que el aire clásico de partes anteriores ha desaparecido. En su lugar las escenas de acción (brillantes eso si) se suceden, mientras sucumbe la historia. Es como si estuviéramos presenciando un largo videojuego, en el que las misiones van pasando. Hay escenas que dan la sensación de estar pensadas en una futura adaptación.
A consecuencia de ello el global de la historia flojea y mucho, mientras que el ritmo sufre bastantes altibajos. Se mantiene (y muy bien mientras esta Labeouf en pantalla), pero la cosa está en que parece que se ha rebajado el nivel de la película para hacerla más "accesible".
En definitiva, es una película entretenida, familiar, pero en la que vemos como el tiempo no ha tratado bien a nuestro héroe.

viernes, 30 de mayo de 2008

Preview:El incidente (The happening) (y 3).

Ya se va acercando la fecha de estreno de la película de Shyamalan, el 13 de junio (menos en Argentina, el 19), y llega un nuevo trailer donde se ve un poco más que en el anterior. Pienso que tiene buena pinta, pero visto lo visto, más vale esperar a verla.

miércoles, 28 de mayo de 2008

Sentencia de muerte (Death sentence).


Quería ver Sentencia de muerte (Death sentence), fundamentalmente por el interés que me suscitaba ver de que era capaz James Wan, quien salto a la fama tras Saw.

Estrenada en España casi un año después que en Estados Unidos, cuenta la historia de un hombre que ve como su hijo es asesinado, dentro de un rito de iniciación por parte de una banda de delincuentes. Al asumir que la justicia no hará nada, decide tomarse la justicia por su cuenta... lo que tendrá trágicas consecuencias.





¿Cómo? ¿que les resulta familiar el argumento? Si, bueno, no hace nada que tuvimos otra película de víctima-justiciera: La extraña que hay en mi. Pero también hay otro grupo al que le suene más... si hablo de Brian Garfield quizás no lo asocien a nada. Pero si digo que es el autor de la novela en la que se basó Death Wish (El justiciero de la ciudad). Protagonizada por Charles Bronson, en ella su mujer y su hija eran atacadas, tras lo que Charles salía a la calle a ejercer de juez, jurado y ejecutor.

Este es a grandes rasgos el mismo esquema de La extraña... y que esta Sentencia de muerte. La diferencia fundamental se encuentra en como a partir de la misma base las dos cintas más recientes, se centran no solo en la venganza sino en el modo en que la violencia afecta y transforma. Este fue uno de los aciertos de la película protagonizada por Jodie Foster, que sin embargo me parece que fracasaba en el aspecto moral.

Con esta sucede lo contrario. La película es bastante (mucho) tópica. Tiene sus escenas familiares, su escena de juicio, su drama familiar y sus huecos de guión que Kevin Bacon (que esta aceptablemente bien) no puede cubrir. -Destaco a John Goodman, INCREÍBLE. Sale en tres escenas, pero son de lo mejor de la película-. Pero, como decía, todo suena a visto, muy a pelicula de televisión sensiblera. Se puede agradecer, incluso, el juego de espejos entre familias, pero no es suficiente. Incluso el uso de la música puede ser chirriante. Lo único que me llamó la atención es que, frente a la norma en el cine que indica que siempre hay un policía que ayuda al protagonista, lo que indica la debilidad de sistema; aquí no se produce esta fisura, el sistema funciona -mejor o peor- en ambas direcciones.

Hacia el final, todo cambia. A partir del "momento Wan", ese es el momento en el que todas las piezas encajan. Cuando sabíamos la verdad en Saw, en el momento que la música comienza a ascender y que aquí coincide con la transformación final del protagonista de padre de familia en un Travis Bickle.



Entonces comienza un tiroteo que hace que el resto de la película haya parecido una excusa para llegar a el. Treinta minutos donde esta lo mejor. Una escena casi en silencio, dura, seca, áspera, casi más propia de un western, que se remata con la gran idea de la película, como la venganza nos termina transformando en aquello que odiamos; pero que termina adoleciendo de la debilidad de su guión.

viernes, 23 de mayo de 2008

Preview: The Strangers.

Una película que, en principio, no iba a ser nada del otro mundo, pero que poco a poco esta levantando cierta espectativa es The Strangers.



Dirigda por el debutante Bryan Bertino, cuenta como una joven pareja (Scott Speedman y Liv Tyler), aislados en una urbanización son acosados por un grupo de enmascarados. Personalmente me da un aire a Habitación sin salida y a Funny games, pero tendremos que esperar al 5 de septiembre en España, o al 16 de octubre en Argentina, para verlo (en los USA se estrena el 30 de mayo).

jueves, 22 de mayo de 2008

Preview: Wall-E.

El protagonista de la nueva (e interesante) película de Pixar es Wall-E, un pequeño robot limpiador que tras la huida de la raza humana de La Tierra queda abandonado dedicado a cumplir su programa, limpiar hasta que tras setecientos años descubre que no está tan solo como creía.



"Diseñado" por Buy N Large, el robot que recuerda al mítico Cortocircuito, Wall-E estará en las pantallas el 27 de junio en USA y Colombia, el 3 de julio en Argentina y, por fin, el 6 de agosto en España.

domingo, 18 de mayo de 2008

Cine club: La jetee (1962).


Esta nueva sección, Cine club nace con el objetivo de hablar de películas que no sean estreno, pero que creo que merecen un espacio en este blog.
Y si, como decía un antiguo profesor, el cine es el arte del tiempo, que mejor película para inaugurar esta sección que La jetee.




(La versión que encontré, es esta en inglés, lamentablemente no la he visto ni en el francés original ni con subtítulos en castellano).

En 1962 el directo Chris Marker dirige La Jetee. La cinta es la historia de un hombre que tiene un recuerdo de su infancia, una imagen en el aereopuerto de Orly. Este recuerdo pervive en su mente tras participar en la III Guerra Mundial, que ha provocado que la humanidad se haya tenido que refugiar bajo tierra. Ese recuerdo es el que hace que como prisionero de guerra sea utilizado en un experimento, un viaje en el tiempo que la mente de nadie ha podido soportar. Pero el si, condicionado por un recuerdo va al París de antes de la guerra. Allí encuentra un rostro.

Entusiasmados, los experimentadores le envían al futuro. Allí logra una fuente de energía que permitirá a la humanidad sobrevivir. Pero entonces ya no es necesario y es condenado a muerte.
En su reclusión los humanos del futuro le ofrecen vivir con ellos, pero él prefiere regresar al pasado con ella.


Al volver entiende que la imagen que recuerda es la de su propia muerte. La sentencia se termina cumpliendo.


La Jetee es una obra clave en el cine moderno, por como es capaz de reiventar el lenguaje cinematográfico, pero también porque va más allá del celuloide. El material del que está hecho es el de la memoria. El recuerdo de lo vivido, la paradoja de recordar lo que no hemos experimentado. Viajar con la mente al pasado, al futuro, en definitiva, viajar a la memoria.
Pero es también una película triste y hermosa, a la que Marker considera como una foto-novela (foto-roman). En ella emplea el mismo método que en las publicaciones, foto fija más narrador en off. El tiempo es el otro protagonista de la película. Las imágenes congeladas de los recuerdos del pasado y del futuro se entrecruzan. Solo hay un movimiento en la película (en el 18" 40), en la cercana intimidad, lo único que nuestro protagonista desea.

Puede que alguno ya le haya sonado el argumento; La jetee sirvió de origen para 12 monos (1995)-no sería justo usar la expresión remake- de Terry Gilliam, pero también para el videoclip Jump, they say (1993) de David Bowie, dirido por Mark Romanek.










¿Más?
La Jetee comentada en pulp movies.
El artículo El cine de la imágenes que tiemblan.

sábado, 17 de mayo de 2008

Speed Racer.


Tras un film noir (Lazos ardientes); la trilogía que le dio forma a los anhelos de una generación (Matrix) y una película con una alta carga ideológica (V, de Vendetta; que aunque oficialmente dirigida por James Mc Teigue, bueno... todos sabemos de manos de quien salió), los hermanos Wachowski se encuentran en un momento de madurez artística.
Esta madurez queda patente en la facilidad en que pasan, como acabo de comentar, de la carga ideológica de V, de Vendetta a una cinta que es todo lo contrario, pura forma. Es lo que sucede con Speed Racer.




Speed Racer es la translación a la gran pantalla del anime Speed Racer-Meteoro. Cuenta la historia de Speed Racer un joven piloto que intenta triunfar en el mundo de las carreras, sobreponerse al recuerdo de su hermano fallecido y sobrevivir en un mundo dominado por las grandes corporaciones.
El guión se hace eco de algunas de las constantes que se hacen presentes en otras películas de los hermanos de Chicago. Una, la oposición entre el individuo y el aparato capitalista. No, no voy a hacer un discurso político. Calma.


Lo cierto es que Matrix, en el fondo, no hacia más que contar la oposición entre hombre y máquina, entre individuo y la cadena de montaje. Y, asimismo, V... lo que hacía era contar -de nuevo- el enfrentamiento entre individuo y totalitarismo. Aunque en este caso, hay matices como el hecho de que los individuos se terminan transmutando en nueva masa, V...
Sin embargo, no es el guión el fuerte de este Speed Racer. Pese a lo arriesgado que pueda sonar, creo que es el perfecto ejemplo de película de esta generación, en la que priman la forma sobre el contenido y en donde el mundo de los dibujos animados y los videojuegos son una referencia (y muy evidente).


Como decía, la cuestión está en que pese a un guión pobre, la película no da descanso. Desde el primer minuto nos mete en la acción y el ritmo no decae, quizás hasta pasados los cien minutos.
Otra cuestión es la del trabajo actoral. De todos el reparto, destacaría como me sorprendió Mathew Fox y Christina Ricci; y el resto... hace lo que puede. En este caso creo que es fundamental el hecho de rodar ante una pantalla verde.

Speed Racer es opción segura para el entretenimiento, se trata de una película familiar, pero que sorprendemente rodada desde una perspectiva adulta. La mejor prueba de ello, son las escenas de Paulie Litt, que interpreta al hermano menor del protagonista, cuyas escenas -sobre todo la primera- son cómicas, infantiles, pero no diría que "infantilizadas".

Speed Racer es todo forma, que provocará un efecto parecido al de 300, pero bajo la influencia del pop. Muchos se tirarán de los pelos y echarán de menos un guión, otros apreciarán su "todo forma", la acción, el derroche visual, la manera en la que se salta los esquemas tradicionales de la narración cinematográfica, donde el anime es referencia. De hecho, hace suyos muchos recursos como el fondos abstractos, la dilatación temporal...

A mi, personalmente, me sorprendió porque me proporcionó dos horas de entretenimiento, sin más, pero eso -hoy en día en el cine- no es poco.

sábado, 10 de mayo de 2008

Doomsday.

Por fin, la última película de Neil Marshall: Doomsday, tiene fecha de estreno (al menos en España): el 25 de julio.


Lo primero que hay que tener en cuenta es que está realizada por Neil Marshall y lo que ello implica. Creo que es uno de los realizadores actuales a los que se les pueda poner la etiqueta de "artesano", algo así como -salvando las distancias- un Jacques Torneur en este siglo XXI. No se puede decir que sea un innovador -menos en lo que son sus historias-, pero si se trata de alguien que sabe como contar y con buena mano para darle ritmo a sus películas.

Como pasó con sus filmes anteriores, la historia dista mucho de poder considerarse original. Si Aullidos o Las colinas tienen ojos han sido referencias suyas anteriormente, en esta (como ya había comentado) son más evidentes y pasan por los terrenos de Resident Evil, el cine de John Carpenter, Mad Max, el Sam Raimi de Evil Dead... y las que se quieran añadir a partir de ahí (y las hay). En donde si puede radicar el mérito de Marshall es haber sabido -o sido capaz- de unir elementos tan dispares.




La historia cuenta como durante el siglo XXI una extraña epidemia aparece en Gran Bretaña, ante ella, al gobierno solo se le ocurre levantar un muro (como el de Adriano, de hecho la historia es la de la lucha entre los bárbaros y los civilizados) que separe Escocia del resto del Reino Unido (esto habrá hecho las delicias de Sean Connery), que es abandonada a su suerte. Treinta años después la epidemia reaparece. Un pequeño grupo es entonces enviado a Escocia en busca de un doctor que podría tener la cura a la enfermedad.

Lo que encuentran en Escocia hace que tenga que verse Doomsday como pura serie B, sin tomársela muy en serio. De hacerlo así, rozaría lo ridículo. Además, solo entenderla de ese modo permitirá que pasemos por alto algunos agujeros en el guión o que ciertas situaciones puedan pasar... todo empieza en una ciudad apocalíptico punk (¿o son pictos?), continúa en un reino medieval y termina en un páramo desértico (¿les suena?). No digo más.

¿Qué es lo que salva a la película?
Fundamentalmente, que no intenta ser una película seria, es un entretenimiento, se sabe tal y lo explota hasta sus límites (impagable la escena de la "cena"), casi hasta lo gore. Lo que marca un poco diferencias con la ciencia ficción británica, normalmente más interesada en la creación de atmósferas.
Con todo ello, creo que ese espíritu la hace disfrutable -que no es poco-, a lo que hay que unir la solvencia de los actores, me quedo con tres: Malcom McDowell, Rhona Mitra y, el casi debutante, Craig Conway (Sol, el lider punk).

domingo, 4 de mayo de 2008

Preview: Batman. Dark Knight (Los vídeos).

Se va acercando el día del estreno (18 de julio en USA, Argentina y Venezuela, 13 de agosto en España) de Batman: Dark Knight y para ir abriendo boca, os dejo una recopilación con vídeos que han formado parte de la campaña de publicidad.







Además de los vídeos, os dejo también otra recomendación, las webs:
-Why so serious?
-I believe in Harvey Dent.
-I believe in Harvey Dent too.
-The Dark Knight.

Os advierto... algunas tienen truco.

Lo cierto es que como ya he dicho tiene muy buena pinta y que decir de Heath Ledger, a pesar de que sea dificil verla sin contar con lo sucedido, pero hasta ahora -en lo que se ha podido ver- esta genial.

Preview: Antes de que el Diablo sepa que has muerto.

A sus 83 años Sidney Lumet continúa en la brecha. Uno de los miembros de la llamada "generación televisiva" de Hollywood continúa trabajando. Entre sus trabajos pasa el tiempo, pero su nombre es garantia de calidad.
El 23 de mayo llega a las pantallas españolas (el 28 de marzo en México) su última -por ahora- película: Antes de que el Diablo sepa que has muerto (Before the Devil knows you´re dead).



Dos hermanos (Ethan Hawke y Philip Seymour Howard) en dificultades económicas, planean un atraco a la joyería de sus padres. Pero algo sale mal...
En el reparto, también está Albert Finney como padre y Marisa Tomei como esposa de uno de los hermanos y amante del otro.

Por cierto el título viene de un dicho irlandés: "May you be in heaven a full half hour before the Devil knows you're dead" ("Quizás este una hora en el cielo antes de que el Diablo sepa que has muerto").

Rebobine, por favor (Be kind Rewind)


Michel Gondry es particularmente conocido por sus vídeos musicales y por su colaboración con Charlie Kauffman en Human nature y ¡Olvídate de mi!. Pero desde que su sociedad se rompió, el galo se ha mostrado como un cineasta poseedor de un rico universo propio, primero con La ciencia del sueño y ahora con Rebobine, por favor (Be kind Rewind), el mismo presente en sus trabajos musicales.



Rebobine, por favor cuenta la historia de Mike (Mos Def) y Jerry (Jack Black); Jerry intentará sabotear una central eléctrica y como consecuencia de ello quedará magnetizado, estropeando las cintas del videoclub del que Mike esta encargado. Entonces comenzarán a filmar, ellos mismos, versiones de las películas.




(La versión de Gondry del trailer de su propia película).

La película es una hermosa carta de amor al cine, a un tipo de cine o a una manera de entenderlo, a la cinta de VHS y al cine de calidad. De autor o más comercial, pero siempre buen cine.
Un aspecto a destacar es el visual, el mundo urbano y a la vez naïf de Gondry encuentra su correspondencia con la historia. Pero es en su inocencia y sus reivindicaciones en las que su guión flojea más (en eso si se nota que no tiene a Kauffman). Y aunque me parece inferior a La ciencia del sueño, tiene algunos momentos memorables. Uno, por ejemplo, la recreación de Cazafantasmas... impagable. Otro, el asalto a la estación eléctrica. En estas escenas tenemos al mejor Gondry, al más visual. Y en ello cuenta como aliados con la pareja protagonista (muy bien ambos, pero me sorprendió Mos Def), un par de seres que viven en una caravana, al margen de la sociedad y escuchando las historias de un legendario músico de jazz.
Como decía, lo único que no me ha terminardo de gustar es la moralina que rodea la historia, convertida en una versión contemporánea de ¡Qué bello es vivir!

jueves, 1 de mayo de 2008

Preview: Doomsday.

Neil Marshall se dio a conocer con Dog Soldiers, en la que un grupo de soldados británicos al mando de su graciosa majestad se enfrentaban a un grupo de licántropos no especialmente graciosos. En su siguiente película The Descent, un grupo de chicas que practicaban espeleología eran atacadas por unos seres que vivían en las cavernas.
Así, siempre fiel al terror y a unos supuestos (grupos "normales" atacados por seres "anormales") se está construyendo una filmografía bastante interesante.
Su próxima película es Doomsday, estrenada en los USA el 14 de marzo, pero sin fechas confirmadas en la parte castellanoparltante del mundo (según imd).


Lo que cuenta es como un pedacito de Gran Bretaña es cerrada cuando brota un peligroso virus. Treinta años después este reaparece en una zona segura, tras lo que un grupo es enviado a la zona cerrada para buscar una cura.

Siendo sinceros... esa mezcla entre Mad Max, Rescate en Nueva York, Rescate en Los Ángeles y Resident Evil... no deja de interesarme, pese a no parecer -en principio- demasiado original. Sobre todo, porque confío en la mano "artesana" de Marshall.
Veremos en que queda.