martes, 6 de enero de 2009

Gran Torino.


Todavía no he tenido la oportunidad de ver El intercambio (de la que os dejo aquí una reseña), pero si la película del director -Clint Eastwood- que se estrenará próximamente, Gran Torino. Algo parecido hizo en 2006 con Banderas de nuestros padres y Cartas desde Iwo Jima. Si en ese caso el centro de interés era la II Guerra Mundial, vista desde los dos bandos, aquí vendría a ser la lectura de las relaciones paterno/materno-filiales. En la cinta protagonizada por Angelina Jolie, ella es una madre que perdía a su hijo y luchaba por recuperarlo. En esta, Clint Eastwood interpreta a un duro veterano de la Guerra de Corea, totalmente distanciado de sus hijos, que se niega a aceptar los cambios que suceden a su alrededor.


Grant Torino cuenta la historia de Walt Kowalski. Tras toda una vida junto a su esposa, esta fallece. La relación con sus hijos, más interesados en meterlo en una residencia, y unos nietos preocupador por quedarse con su coche es prácticamente nula. A todo ello hay que añadir que tiene nuevos vecinos, unos asiáticos a los que desprecia profundísimamente. En un suburbio de Detroir, donde la población blanca es la minoritaría, Walt sólo aprecia tres cosas: su perra, su viejo fusil de combate y su coche, un Ford Gran Torino de 1972.

Creo que sin llegar a la altura de Mystic River, esta cuenta con elementos que permiten reconocer la grandeza del Eastwood director. El más importante, es como una historia sencilla que en manos de otro se agotaría a la hora, aquí se mantiene muy bien, por pequeños detalles que llenan la película de significado. Y también, porque en el fondo no se trata más que de la reformulación del western, poco o nada disimulada. La historia de unos inmigrantes que terminan protegidos, involuntariamente, por un individuo solitario que se encuentra en sus antípodas, es el germen mismo del género, con el que tiene unos nada sutiles guiños.

Así cuenta con elementos que la acercan al cine del oeste más clásico...
...la amistad, tan cercana al sentido que contaba en el cine de John Ford. Este es uno de los elementos más logrados de la película. A nivel de guión, adquieren muchísima importancia las relaciones entre los personajes: Walt con el joven padre Janovich (Christopher Carley), que intenta reconducirle al "redil", en lo que me parece que está, de largo, entre lo mejor de la película. Muy posiblemente, por encima de la relación que mantiene con el protagonista y su joven vecino Thao (Bee Vang), que se supone principal. En ello cuenta un peso importante la diferencia entre la calidad interpretativa de ambos actores. A estas hay que unir toda la red de relaciones que surcan la película, que proporcionan algunos de los mejores momentos de la película (p.ej. la estremecedora llamada de teléfono).
...la violencia, constantes en el cine del director nacido en San Francisco. Inteligentemente, juega con su propia imagen de duro, a la que sitúa en el entorno de una historia contada de manera íntima para mostrar como la violencia sólo deja víctimas. Unas que la sufren y otros que padecen las consecuencias de sacrificios sin sentido alguno, alienados y alejados del mundo.
...el racismo, el mismo que John Wayne en Centauros del desierto. El odio, en primera instancia hacia el desconocido, por simple ignoracia. Blancos, asiáticos, latinos y negros se odian entre sí. Pero eso es solo es un primer nivel, porque la película quiere ir más allá y mostrar como somos rechazados, aún cuando siendo iguales, no queremos actuar igual.

Esta es una historia de redención y hallazgos, de encontrar un lugar en el mundo, muy simple, pero a la vez muy bien contada. Aunque con todo creo que a la película le falta algo, fundamentalmente en el caso de Bee Vang, cuyo nivel interpretativo creo que flaquea mucho, pese a que el Eastwood actor está magnífico, imponente, triste y, al tiempo, autoparódico. Un héroe trágico, un dinosaurio condenado a desaparecer.

5 comentarios:

  1. Suena muy bien todo en esta película. Parece que el tema de la redención va a ser importante este año, también tenemos el estreno de Siete Almas la próxima semana. Gran Torino creo que llega en marzo.
    He visto que me tienes en las actualizaciones de blogs, te añado a mi lista de enlaces.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  2. gracias ya te agrege yo tambien

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias.
    Ramón, me apunto tu recomendación. Igualmente te incluyo en mis enlaces, ademas de en las actualizaciones. Sobra decir, que muchísimas gracias.

    Pepe. Muchas gracias.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Que ganas tengo de verla! Pinta muy bien.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Si, ya te digo, me parece muy recomendable.

    ResponderEliminar