sábado, 24 de enero de 2009

La semilla del mal (The unborn).


David S. Goyer se ganó bastante prestigio como guionista, aunque en el caso del Batman. El caballero oscuro, tengo mis dudas -quizás erróneamente- de hasta que punto el mérito era suyo y donde de los hermanos Nolan.
Ahora ha llegado a las pantallas su última película como director, La semilla del mal (The unborn). Hay que señalar que Goyer ya había dirigido con anterioridad la tercera parte de Blade y se comenta que será el director del spin off del personaje de X-Men, Magneto.
La semilla del mal es la historia de una chica (Odette Yusman), que desde el suicidio de su madre tiene terribles visiones, en la que se hace presente un niño. Poco a poco irá descubriendo lo que oculta detrás de ellas.



La película es un catalogo de influencias y lugares comunes del reciente cine de terror. De hecho, creo que el mismo argumento lo es. Porque, en el cine, niños han habido mucho. Lo mismo sucede en el cine de terror. Podríamos hablar de Al final de la escalera, o de Regan en El exorcista. Pero tampoco se puede negar como, La señal (The ring) significó un punto de inflexión en su presencia en el cine comteporáneo. Como muestra, la ingente cantidad de niños terroríficos que han poblado nuestras pantallas desde entonces.
A partir de ahí, que decir, un poco lo habitual. Una mezcla de -las mencionadas referencias-, leyendas urbanas y golpes de música que persiguen dar el susto en el momento justo. Con lo que un espectador, más o menos avezado, sabrá -o intuirá- que va a pasar en cuando la protagonista abra la puerta o mira por la web cam.


La cinta parece (o está) pensada para un público adolescente, con personajes planos, (Gary Oldman, que "aparece" y poco más). Lo único, quizás, las referencias al nazismo y lo más destacable, la dirección que sin ser nada del otro mundo, mantiene el ritmo a lo largo de la, casi, hora y media que dura.

10 comentarios:

  1. Estoy muy de acuerdo con tu brillante descripción sobre "LA semilla del mal". Está, como dices, llena de referencias a cosas ya vistas y, hasta un poco, gastadas. Recoge incluso el efecto del espejo en la actual "Reflejos". La referencia a los niños que aparecen son muy constantes dejan un gusto como "dejà vu" continuos. Es uan lástima que Gary Oldman aparezca tan poco y se haya prestado para ese papel de paso.
    Escribes muy bien Tomas, nos seguimos leyendo.
    Te añado a mi lista de "webs & friends" de mi blog.
    ¡Muchos saludos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchas gracias! Te añado igualmente a mi lista de amigos.
    La película... pues en fin, todo huele a visto, a la misma fórmula. Lo único, el ritmo que se lleva bien, pero poco más.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto señor tomas, se que no es usted pero un paleto que dicer ser el presidente del gobierno cogio su identidad para hacerme la broomita en mi blog. Realmente me da igual, incluso lo encontre divertido pero debo decirselo porque a lo mejor usted no le hace gracia que le apropien la identidad.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por advertirme. Realmente no me hace ninguna gracia, no me gusta hacer que los demás pierdan su tiempo.
    Pero, en cualquier caso -otra vez- gracias por advertirme, Sr. Pons.

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo con todo lo mencionado sobre La Semilla del Mal. Es una lástima que Goyer esté empeñado en malgastar todas sus oportunidades tras las cámaras.

    Soy Joan, de Almas Oscuras. Esta noche te añado a mi lista de recomendados. Un blog magnífico...

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Hola Tomas. Te he añadido a la lista de recomendados de Almas Oscuras.
    Nos leemos
    Saludos

    ResponderEliminar