jueves, 26 de marzo de 2009

Grandes momentos de la historia del cine: Lazos ardientes (1996).

Antes de ser posmodernos y descubrirnos como era realmente el mundo en Matrix, los hermanos Wachowski realizaron una película digna de calificar como un magnífico ejercicio de estilo, Lazos ardientes (Bound, 1996). Una película, en el fondo, es de cine negro y en ella nos encontrábamos la siguiente secuencia. Una escena de seducción, no sólo entre las protagonistas (Jennifer Tilly y GIna Gershon), sino con los propios espectadores.

6 comentarios:

  1. Momento calentorro donde los haya. Y la peli le daba mil vueltas a Matrix.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Pues si, para que te voy a decir que no. Y sobre lo otro... pues mira, también. Matrix mucha historia y tal, pero a la larga no sé que es mejor.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta Lazos Ardientes. Tiene el sabor de las viejas películas de cine negro y visualmente es arrebatadora (está bien... los escarceos sexuales entre las dos protagonistas también tiene algo que ver en que me guste tanto).
    Respecto a Matrix me gustó mucho la primera parte. En cuanto a la segunda y la tercera... me gustó mucho la primera parte :)

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Es que no me extraña, es que esas escenas tienen tela. Pero aparte de ello, si, la película esta muy bien hecha. Dígo más, hubieses colocado a... Paul Muni o a un William Holden y en blanco y negro y parecería una pelí de los cincuenta.

    Sobre Matrix, pese a El Padrino, segundas partes...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Momento sublime, muy buena referencia, pues esta película no tuvo el bombo que tanto necesitaba. Yo ya ni me acuerdo de ciertas partes de la trama ni del final, creo que la revisitaré, pues mi memoria se ha olvidado de parte de la cinta. Ahora, eso sí, me acuerdo perfectamente del momento entre las dos protagonistas, XD.

    ResponderEliminar
  6. Si te sirve de consuelo... yo tampoco recordaba gran cosa. Pero el otro día tuve la oportunidad de verla y más allá del momento calentura, está muy bien hecha. Más aún, creo que toda esta secuencia esta realizada de manera sublime, muy en plan "El cartero llama dos veces".

    ResponderEliminar