domingo, 12 de abril de 2009

Appaloosa.

Ed Harris, como actor me encanta. Pero el Ed Harris director, me provoca sensaciones contrapuestas. Como sucedía en Pollock, creo que elige buenos temas, cuenta con grandes personajes y saca grandes interpretaciones de sus actores, pero luego el balance total de sus películas es un tanto desigual.

En Appaloosa nos cuenta la historia de dos hombres (Ed Harris y Viggo Mortensen) contratados para imponer la ley en el pueblo que le da título a la película, amenazada por un magnate (Jeremy Irons). Entre los dos protagonistas hay una historia de fondo de amistad que se pondrá en juicio cuando una viuda (Renée Zellweger) se interpone entre ellos.


Esta película se trata de un western atípico. Un largometraje en el que la trama, realmente carece de importancia y lo verdaderamente importante es la relación que se establece entre los personajes, muy bien interpretados todos. De un lado, tenemos la historia de amistad entre los dos pistoleros; por otro, el triángulo que se establece entre ellos y la viuda y luego el de ella con los personajes secundarios (Irons, Lance Henriksen).
Lo que más destacaría de la película es la relación entre Mortensen y Harris, manifestada a través de conversaciones, miradas, gestos o guiños (como ese corregir las palabras de Harris) repletos de dobles sentidos que se tambalea cuando una mujer se interpone entre ellos y amenaza con cambiar su forma de vida.
De otra parte, pese a que no sé que es lo que Renée Zellweger se ha hecho en la cara, si que creo que su personaje es significativo, de manera que muestra un tipo femenino de una manera poco habitual. Una mujer que tiene la necesidad de estar con alguien y de sentirse protegida, y que no duda en cubrir ese vacío.

Se trata de una visión atípica del género, que entronacaría con el sentido de la amistad entre los hombres del western de clásicos como John Ford. Lo que luego sucede es que flaquea en otros aspectos. No hablo ya de la historia, sino de que algunos personajes carecen de trasfondo -como el de Harris-, más aún algunos aparecen muy desaprovechados, caso de la prostituta interpretada por Ariadna Gil.

pd. Más vale tarde que nunca ¿No?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada