sábado, 30 de mayo de 2009

Preview: Girlfriend experience.

Estrenada ya en Estados Unidos, quién sabe si llegaremos a ver la última película de Steven Soderbergh: Girlfriend experience. Pero, pese a las dificultades, no deja de ser interesante ver la vertiente menos comercial del autor, en la que admite estar influido por el Ingmar Bergman de Gritos y susurros y el Michelangelo Antononi de El desierto rojo.
Quien la ha podido ver ha comentado que esta cinta entroncaría con la vertiente más arty del director, en la que cuenta la historia de una prostituta de lujo, encarnada por la actriz de cine para adultos Sasha Grey.

4 comentarios:

  1. Soderbergh siempre ha tenido un ramalazo de autor, sino no se entiende hacer un remake de Solaris o alguna otra propuesta como "El buen alemán". No es que me entusiasme todo lo que hace pero es un tío valiente y comprometido (ahí está su Che).

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Pese a que en ocasiones pueda parecer pedante... y en otras se nota, y mucho su vertiente comercial, si que hay que reconocerle que tiene el mérito de atreverse a hacer cosas diferentes y eso, trabajando en la industria USA de una manera, por momentos, muy europea.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Interesante propuesta, a ver cuándo llega. A mí desde luego Soderbergh siempre me ha fascinado en gran parte de las cintas que ha hecho (no todas; pues hay algunas que ni fú ni fá), pues apuesta por lo arriesgado. Su vena comercial no me gusta pero lo de "Solaris" o "KAfka. LA verdad oculta" son de culto.

    ResponderEliminar
  4. Saludos Dante!
    Lo que tiene Soderbergh es lo que decía antes. Con sus más y sus menos, es un tipo al que no se le puede negar la, por momentos devaluada, categoría de autor.

    ResponderEliminar