viernes, 5 de junio de 2009

Génova (Genova).


La filmografía del británico Michael Winterbottom es una muestra de la flexibilidad del medio cinematográfico. A un ritmo casi frenético de (por lo menos) una película por año, va tocando una variedad enorme de temas: comedias, dramas, ciencia ficción, ejercicios documentales... y lo que es más interesante, desde una amplia variedad de recursos técnicos (cine "convencional", vídeo...).
Pese a ello, creo que hay una serie de elementos que son comunes a todas sus obras. Por un lado, la importancia de la música. Bien como eje central de la narración (24 hour party people), o como elemento importante (9 songs). Otro es el drama, gran parte de sus películas se inscriben en este género y diría que muchas veces este se vincula a la idea de perdida.

En Génova, lo última del autor, encontramos ambos elementos. Es la historia de un profesor cuya esposa fallece en un accidente de tráfico. Para intentar dejar atrás el dolor, el y sus dos hijas, una adolescente y una más pequeña que se culpa del accidente, se trasladan a la ciudad que da título al film.

La manera de Winterbottom, muchas veces es casi documental y aquí sucede lo mismo. La cámara se planta ante una familia destrozada por el dolor, pero que al tiempo es incapaz de expresar sus sentimientos. O si lo hacen, pero no de manera consciente, la mayor se dedica a explorar su sexualidad, mientras la pequeña cree ver (y oír) a su madre (Hope Davis), mientras que nos encontramos a un padre que parece incapaz de asimilar lo sucedido.
Pero entonces nos encontramos con Génova. De un lado es un personaje más, de otro vendría a ser una metáfora de la psique de los personajes, una urbe de sombras, de trazado tortuoso, que nunca parece ser la misma...
Importante es la labor de los actores, todos en general. Colin Flirth, el padre cuadra su personaje, así como sus hijas (sobre todo) Perla Haney-Jardine y Willa Holland. En este sentido, creo que Winterbottom es un director que da mucha libertad a los actores para lograr una sensación de frescura, de instantaneidad, que lo acercaría al lenguaje documental al que se aproximo con Camino a Guatánamo.

Es interesante, por otro lado, como se va introduciendo cierto elemento fantástico en la película, que si bien es importante no pasa a ser fundamental hasta su cierre. Este aparece muy sutilmente, pero sirve para darle un cierto tono fantástico a la narración que pasada la primera hora parece flojear un poco.

3 comentarios:

  1. Me la apunto, pues no la he visto. Parece interesante por cómo la has planteado.
    A la lista queda.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. A mi me encantó 24h party people y de Genova no hago más que leer buenas críticas, ¡a por ella!

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Saludos...
    Dante. Recomendable, sobre todo por la visión de la ciudad como personaje y las niñas, ambas muy bien.

    Dr. Quatermass... es que... dime una mala pelí de Winterbottom... :D

    ResponderEliminar