sábado, 8 de agosto de 2009

Transformers. La venganza de los caídos (Transformers. Revenge of the fallen).

Había pensado, para escribir la crítica de Transformers. La Venganza de los caídos (Transformers. Revenge of the fallen), limitarme a decir: MÁS DE LO MISMO. Alguien, algún ejecutivo habrá pensado que si, de cara a la taquilla, la primera parte funcionó. ¿Para que cambiar?

La segunda parte de Transformers parte de la historia de la anterior. Han pasado unos cuantos años, Sam Witwicky (Shia LaBeouf) ha seguido con su vida y está a punto de abandonar su casa para ingresar en la universidad. La relacion con su novia Mikaela (Megan Fox), no atraviesa sus mejores momentos. Y, al mismo tiempo, los autobots llegados a la Tierra se dedican a colaborar con el ejercito USA (cómo no) a cazar a los decepticons que quedan en el planeta. Pero estos, evidentemente, tienen un plan para imponerse de manera definitiva, que pasan por encontrar un objeto que tiene Witwicky.

A partir de aquí... ¿qué decir? Formalmente la dirección de Michael Bay es más que correcta. Los efectos especiales, son aún mas impresionantes que en la parte anterior y la historia es igual de floja (o inexistente), peor aún, porque el personaje de LaBeouf tiene menos protagonismo, y el actor luce menos. Además, lo que cuenta la película poco más o menos, ocuparía apenas una línea de texto. Una sucesión de luchas, algunos momentos cómicos y poca palabra, pensado para satisfacer al público. Eso explica cosas (muchos de los planos de Megan Fox) y algunos agujeros de guión (¿un robot-chica?), aunque por el camino deja cosas que podrían dar más juego, como la interacción "verbal" con los robots (como en el caso del que encuentran en el Smithsonian).

En el fondo, Transformers no es más que una muestra de la reacción de la industria ante ciertas circunstancias. En los últimos cincuenta, primeros sesenta, cuando la televisión se popularizó aparecieron formatos panorámicos o tridimensionales que servían de reclamo para el público. Ahora, en cierto modo pasa lo mismo. Una película como esta parece pensada para ir y dejarse impresionar durante dos horas con transformaciones de robots, luchas y escenarios espectaculares... pero muy poco más. Porque esto es lo que ofrece la película. Para el que quiera algo, una verdadera historia... la cintase le hará larga, tediosa, confusa y hasta aburrida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario