domingo, 4 de octubre de 2009

Preview: The box.

Si existe un director inclasificable en el Hollywood actual, ese es Richard Kelly. Donnie Darko o, la casi inédita, Southland Tales -a la que en Videodromo le dedican un magnífico monográfico- dan buena fe de ello. Su película más reciente es la adaptación de un relato de Richard Matheson: The box.

En la puerta de la casa donde vive una pareja, Cameron Diaz y James Marsden, alguien deja una caja. A la mañana siguiente, un desconocido (Frank Langella) les advierte. Si la abren, recibirán un millón de dólares, pero también de que alguien, en algún lugar del mundo, morirá.

El estreno, en USA el 6 de noviembre y por confirmar el resto, se presupone que en el resto del mundo será en torno a esos días.

Ya lo había leído en algún lado, y no sé si estarán de acuerdo, pero hasta en el trailer parece que no hay mucha claridad respecto a la historia. Como me decía un amigo, es como si los ejecutivos no supieran como venderla (¿ciencia ficción? ¿terror?). Además ¿qué sería de Kelly sin paradojas?
¿Qué les parece.?

4 comentarios:

  1. En primer lugar se estrena aquí el fin de semana de Halloween, pero imagine quién va a verla ese fin de semana sin falta. En España la distribuye Warner y será estrenada 15 días después. Sólo espero que no se le maltrate o malinterprete una vez más a uno de los directores con un universo propio.
    Por cierto, dediqué un post a un libro sobre Donnie Darko, le dejo enlace y le recomiendo su lectura:
    http://videodromo.wordpress.com/2009/05/26/donnie-darko-el-libro/

    ResponderEliminar
  2. Muchisimas gracias por la información. Es una suerte contar con tus comentarios y no puedo dejar de recomendar tu blog.

    Respecto al maltrato... creo que lo será. Con las películas de este director pasa que haga lo que haga, recibirá críticas. A mi Donnie Darko, me fascinó y Southland Tales me encantó, pese a ciertos aspectos un poco "bizarros", pero si que es cierto que es un autor, en letras mayúsculas, con algo muy difícil de encontrar y es una marcada personalidad propia.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias a usted mi estimado Tomás. Me ruboriza. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  4. De nada, compañero. ¿Qué menos ante el esfuerzo titánico que ha llevado a cabo?

    ResponderEliminar