martes, 24 de noviembre de 2009

REC 2.

Me intento poner en el lugar de Jaume Balageró y Paco Plaza. Responsables de uno de los mayores éxitos del cine español, tanto a nivel de crítica, como de público con REC; tras este tocaba realizar su secuela (REC 2). Esto, por un lado, significaba mantener los elementos -tanto de la historia como de la particular manera en la que estaba filmada- que habían enganchado al público y al tiempo, ofrecer algo nuevo que mantuviera el interés de los espectadores y permitiera enganchar nuevos "adeptos".

Para ello, optaron por el camino del medio. Se mantiene la estética de la cámara en mano y, evidentemente, los infectados. Se potencia la acción, con la presencia de un grupo de GEOs como protagonistas y a esto se le añade la indagación en el misterio del origen de la infección, que se había insinuado en la anterior.

La historia comienza apenas un par de horas después del fin de la acción de la primera parte. En este caso acompañamos a miembros del Grupo Especial de Operaciones que entran en el edificio a la búsqueda de supervivientes. Algo después la trama se desdobla con la presencia de un grupo de adolescentes que desde una azotea cercana presencian todo el despliegue de policías, ambulancias, etc.

En este caso voy a empezar por lo que no me ha gustado, mejor dicho, más que no gustarme me parece que hay dos cuestiones que si en la primera parte constituyeron un acierto, aquí pierden un poco el sentido. Una, el uso de la cámara. En REC había una crítica, más o menos velada, hacía el mundo de la televisión. Sólo hay que recordar la insistencia de la presentadora Ángela Vidal (Manuela Velasco) a su cámara para que lo grabara todo. En esta segunda parte hay un desplazamiento del lenguaje, del televisivo al registro documental. Pero no sé, a mi no me terminó de cuadrar, porque me parece un poco forzado, tanto en el caso de los policías como de los chicos que comienzan grabando una travesura y terminan en medio de un edificio repleto de infectados.

El otro aspecto, es probable que responda más todavía a una cuestión personal. Me había gustado mucho que en la primera entrega no quedaba demasiado claro si el origen del mal era una infección o respondía a otra cosa. Ese juego, ese no dejarlo claro me había parecido un acierto, porque dejaba que el espectador eligiera la posibilidad que prefiriese (...o que más le atemorizara). Mientras que aquí la respuesta es más inequívoca -con una influencia de El Exorcista importante-. Es como si cediera al esquema habitual del cine del género de caer en la necesidad de explicar el porqué de las cosas.

Pero lejos de repetirse, en REC 2 hay otro cambio evidente. Durante gran parte de su metraje esta más cerca del cine de acción que del de terror, en una relación parecida a la que se podría establecer entre Alien y Aliens. Si la primera transcurría en un entorno claustrofóbico, como era la nave Nostromo y la protagonista era femenina, Ripley; en la segunda se optaba por la acción, un grupo de marines -frente al individuo- que se enfrentaban a los extraterrestres. Esta es una idea a tener en cuenta, la contraposición de grupos. Los GEOs funcionan a modo de "enjambre", individuos que actúan de modo coordinado, frente a otros que lo hacen de manera parecida, a través de una mente única que controla a varios. Sería el proceso inverso al que aparece en la Biblia al referirse a la presencia demoníaca:

Y él (Jesús) le preguntó (el hombre), "¿Cuál es tu nombre?" Y él respondió, diciendo: "Mi nombre es Legión porque somos muchos. Marcos 5:9.

Continuando lo que decía antes, como en aquellas, la primera parte de REC transcurría en un edificio del que no había escapatoria y donde nos encontrábamos con un personaje femenino "fuerte"; en la segunda parte aparece un grupo cerrado, muy masculino -me gustó la conversación de fútbol antes de entrar en la casa-, frente al que se contrapone el personaje femenino. El único pero, el grupo de adolescentes. Que si bien tienen, al final importancia, creo que en un momento dado desvían la trama un tanto innecesariamente.

3 comentarios:

  1. Otra diferencia esencial es que esta segunda parte es una basura inconmensurable. No lo olvidemos.

    ResponderEliminar
  2. Jaja, Kike critica constructiva, eh?

    Tomas, a ver a mi ya la primera no me dijo demasiado pese a que la encontre original. No se si esta la encontraria interesante, si acaso la pillare en DVD pero no tengo demasiadas expectativas.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Saludos y como vengo diciendo ultimamente, tengo que disculparme por tardar tanto en responder a los comentarios y en colgar cosas.

    Kike... es otra manera de decirlo. Si es verdad que a mí me enganchó mucho menos que la primera.

    Dr. Quatermass... a mi si me gustó la primera, pero que creo esta segunda... no sé, veo que hay defensores y detractores muy acérrimos, sin demasiados puntos medios.

    ResponderEliminar