domingo, 26 de julio de 2009

Imágenes empantalladas: Batman. Dark Knight.

Ya sé que hace casi un año del estreno de la película, pero hace poco leyendo un artículo publicado en la revista New yorker sobre Batman. Dark Knight, la imagen que vemos a continuación. Realizada por el ilustrador Frank Stockton, creo que coincidirán conmigo en que la imagen es impresionante.

viernes, 24 de julio de 2009

Videos empantallado: I started a joke.

Dentro de este momento que me está dando, recopilando vídeo clips, hoy le toca a otro de mis favoritos, por vídeo y por canción. Esta es I started a joke, en la versión de la canción de los Bee Gees que Faith no more incluyó en su disco Who cares a lot? (1998). El videoclip está dirigido por Vito Rocco, y en el encontramos a Martin Freeman y a David Hoyle como interprete de la canción (justo donde deberíamos ver a Mike Patton).

martes, 21 de julio de 2009

Videos empantallados: Sour girl.

No sé porqué, quizás sea cosa del calor, pero llevo unos cuantos días revisando vídeos musicales por internet. Muchos tienen algo que ver con el cine. Otros no. Pero me parecía que podría estar bien meterlos en el blog. Hoy tenemos uno de ambiente surrealista: Sour girl, de Stone Temple Pilots, inlcuido en el albúm Nº 4 (2000).
Paradójicamente, después de verlo descubrí que esta dirigido por David Slade (30 días de oscuridad) y en el aparece Sarah Michell Gellar. El cantante de STP, Scott Weiland, pasó una temporada en la cárcel antes de grabar esta canción y, al parecer, durante la misma se hizo fan de la serie Buffy cazavampiros. Por ello, al salir le pidió a su protagonista que apareciera en el vídeo.

domingo, 19 de julio de 2009

Brüno.

Sacha Baron Cohen es, en cierto modo, al cine de hoy lo que en su momento fue Peter Sellers. Un actor camaleónico, que crea personajes que no parecen interpretados, sino más bien vividos. Ali G, Borat y, ahora Bruno, son personajes independientes y, al tiempo, complementarios. Diferentes, pero con una serie de fijaciones similares y un humor que pasa por la escatología verbal y física, mediante la que lo planteadas llegan a colocar a sus protagonistas en situaciones límite.

De manera gradual, en las cintas que ha protagonizado se ha ido alejando del cine "ficción" para irse metiendo el terreno de la realidad, a través del uso del (falso) documental. En Borat, nos encontrábamos a un periodista kazajo que iba a los Estados Unidos. Con sus prejuicios y costumbres bárbaras, recorría el país más avanzado del mundo, en un viaje que no es más que un reflejo, casi un estudio en clave cómica de los USA con sus contradicciones y paradojas.

En Brüno, el planteamiento es casi similar. Un periodista, de nuevo extranjero (austriaco), gay y especializado en moda, acude a los Estados Unidos para cponvertirse, de la manera que sea, en una celebrity. De nuevo una comedia, aunque deja filtrar la cara menos amables del primer mundo.

En el debe de la película cabe señalar que es posible que impacte menos que su predecesora. En el fondo, todos sabemos ya lo que vamos a ver y eso, si bien no decepciona, hace que por momentos no nos parezca tan fresca.
Otra cosa es el humor... que nadie se espere una alta comedia, va a haber mucho humor negro, muchas referencias al sexo, etc... Pero también cierto arrojo. Cuestiones como el tipo de humor creo que pasan a un segundo plano en determinadors momentos. ¿Un ejemplo? Bruno quiere realizar una sesion de fotos con su bebé. A los padres de los candidatos les pone una serie de condiciones, a cada cual más descabellada. Lo tremendo no son las preguntas, no. Son las respuestas.

Una película como Bruno se agradece, por un motivo muy sencillo. A pesar de lo soez que llega a resultar, este es utilizado con un fin. Hace que nos riámos, pero de igual modo pienso que es posible que esta risa sea empleada con un fin transgresor, el de mostrar la cara menos amable de una sociedad para la que el triunfo y la imagen es fundamental.

jueves, 16 de julio de 2009

Videos empantallados: Like a rolling stone.

No sería descabellado incluir a Michel Gondry dentro de un grupo de directores que pese a no ser uniformes en lo que respecta a sus edades, si lo son en el sentido que provienen del mundo del vídeo clip. Es el caso, por ejemplo, aparte del director francés, de otros como Spike Jonze o David Fincher.
Gondry, que dio el salto al cine colaborando con Charlie Kauffman, cuenta con un rico mundo visual que tienen en común muchos movimientos de cámara, la presencia de ciertos elementos, etc. Una muestra de ello es este Like a rolling stone en versión de los Rolling Stones.

Entrevista a Roberto Benigni.

El italiano Roberto Benigni tuvo su momento de fama (un poco más de quince minutos) a mediados de los noventa, con el triunfo de público y crítica de La vida es bella, a lo que hubo que sumar su arrolladora personalida como demostró en la ceremonia de los Oscar´s de 1999, en la que consiguió el galardón en las categorías de mejor actor, película extranjera y banda sonora original.
Luego, sin embargo su carrera no resultó igual. Su adaptación de Pinocchio pasó con más pena que gloria y la siguiente película suya estrenada en España -El tigre y la nieve-, si bien corrió mejor suerte, tampoco igualó éxitos anteriores.

Recientemente estuvo en España con el espectáculo Tutto Dante, en el que recitaba los versos del V canto de la Divina Comedia.

Por ello el periódico El País le dedicó una entrevista (aquí el enlace con la original) que reproduzco a continuación...

"Berlusconi es el 'clown' más grande"
JOSEBA ELOLA
La abuela de Benigni caminaba por las calles de Misericordia, el pueblo de la Toscana en que nació el cómico italiano hace 57 años, con una pistola en un bolsillo y la Divina comedia en el otro. De modo que Dante Alighieri, Il sumo poeta, y su obra magna estuvieron presentes en la vida del cineasta y cómico italiano desde su más tierna infancia. Roberto Benigni se presenta el martes (y durante tres noches) en Madrid con el espectáculo, Tutto Dante. Un monólogo en el que el director y protagonista del filme La vida es bella, bufón genial, heredero de la tradición de Dario Fo, recita versos del V Canto del Infierno de la Divina Comedia -subtitulados- y los aliña con chistes (en italiano) sobre temas de actualidad.
"¡Estoy muy contento de hablar con el periódico que ha publicado las fotos de mi primer ministro. ¡Já! ¡Les voy a mandar a ustedes mis fotos privadas también!", exclama, eufórico, entre risas, para dar comienzo a esta entrevista telefónica que realiza desde su casa de campo cerca de Cesena. "Conozco a todas las chicas de Villa Certosa, estuve allí con Silvio Berlusconi. ¡Menos mal que no han seguido publicando fotos, hubieran acabado saliendo las mías!". Por momentos parece que el histrión fuera capaz de desafiar las leyes de la física para aparecerse entre las rendijas del auricular telefónico.

Pregunta. La verdad es que Berlusconi es un buen personaje para una película, ¿no?
Respuesta. ¡Oh, Dios, es perfecto! Es el más grande, es el mayor clown. Yo he tenido que ponerme a recitar la Divina comedia porque no puedo competir con él, es el más grande, ¡el más grande! Con Berlusconi tengo mucha suerte: basta con repetir lo que dice para tener un espectáculo redondo.

P. Usted lleva años recitando a Dante, pero, ¿recuerda la primera vez que leyó sus versos?
R. ¡Claro! Era pequeño, tenía unos 12 años. Mi madre me decía: "Tienes que aprenderte los versos de Dante de memoria". ¡Para mí, Dante era Dios! Mi abuelo y mi abuela conocían sus versos, los recitaban en casa. Mi abuela era una mujer revolucionaria, andaba por la calle con una pistola en un bolsillo y la Divina comedia en el otro.

P. ¿Una pistola?
R. Eran tiempos peligrosos, estaba sola, mi abuelo estaba en la guerra. Fue una mujer legendaria en la familia. Dante es el poeta. Y la Divina comedia, una enciclopedia. Al principio no entendía nada, y tenía que repetir los versos en voz alta, como si fueran música. La Divina comedia es música clásica y moderna, una mezcla de Beethoven y Jimi Hendrix... [crescendo a lo Benigni]. ¡Como los Bee Gees y Bach, juntos! ¡Como Puccini y Duke Ellington!

P. Poco después de rodar con Fellini La voce della luna, en 1989, dijo usted: "La improvisación es una ciencia exacta, como las matemáticas" ¿Improvisa en este espectáculo? ¿Cuál es el axioma de esa ciencia exacta?
R. Necesito por lo menos un mes para preparar una buena improvisación. No se puede improvisar, si improvisas puedes volar alto, pero puedes estrellarte; hay que preparar las improvisaciones, ése es el oxímoron, la contradicción... En el escenario dejo siempre puertas abiertas, y cualquier cosa que ocurra en ese momento o que haya ocurrido el día anterior me vale. ¡Cómo voy a dejar fuera a Berlusconi, da noticias cada dos horas!

P. La inocencia define en gran medida la esencia de los personajes que interpreta, desde el Guido de La vida es bella al poeta de El tigre y la nieve, o incluso el italiano de Bajo el peso de la ley, de Jim Jarmush. ¿Consigue usted mantener una cierta inocencia?
R. No sé si logro mantener mi inocencia. Yo creo en los milagros, la vida es un milagro, y mantengo el estupor, el estupor es el principio del arte. Cuando eres inocente puedes decir lo que quieras, como un niño, puedes volar.

domingo, 12 de julio de 2009

Videos empantallados: Entrevista a Mathew Fox.

Soy un gran (otro más) seguidor de Lost. Personalmente no soy "muy de Jack" -me tiran más Locke y Sawyer-, pero aprovechando que hace poco estuvo en España Mathew Fox me gustaría aprovechar para colgar la entrevista que en El hormiguero le hicieron.
En su momento, me gustaba mucho Pablo Motos, cuando le oía en la radio. Mientras que su labor televisiva, y más como entrevistador, me parece más que dudosa. Como muestra estos vídeos, en los que por un lado se ve a un Mathew Fox bastante "incómodo" en algunos momentos y por otro, el presentador -creo- no sabe como reconducir la entrevista.
(Perdón por la publicidad...)



Preview: Alicia en el país de las maravillas.

La próxima película de Tim Burton, que se estrenará a lo largo del primer trimestre del 2010, es una adaptación del clásico de Lewis Carroll, Alicia en el país de las maravillas. En esta ocasión, la técnica elegida por el director es la animación, pasando a 3D las imágenes filmadas previamente.
En el reparto destaca la presencia de Mia Wasikowska, como Alicia; Johnny Depp, Michael Sheen, Helena Bonham Carter, Anne Hathaway, Alan Rickman, Stephen Fry, Crispin Glover, Christopher Lee, Noah Taylor y Timothy Spall.
Todavía no está disponible el trailer, pero si unas imágenes que va abriendo (y mucho) boca...


Vistas en un post de Ohmygore.com, recogiendo un reportaje de Vanity Fair.





Estas otras, mezclas de fotografías y concept art las he encontrado navegando por la red.

jueves, 9 de julio de 2009

Grandes momentos de la historia del cine: Alejandro Magno.

Como poco se puede definir la adaptación que Oliver Stone hizo de la biografía de Alejandro Magno (Alexander, 2004) de irregular. Personalmente, hay ciertos matices de la caracterización del protagonista, encarnado por Colin Farrell que me parecen discutibles. Pero no es menos cierto que posee algunos momentos impactantes. Uno de ellos, el que recrea la batalla de Hidaspes (326 aC) y que aquí podemos ver en versión original.

En favor de esta escena, creo que juegan tres factores... la fotografía, la música y la voz de Anthony Hopkins diciendo algo así como... "Fue la más sangrienta de todas sus batallas, una carnicería. El fin de toda razón".

domingo, 5 de julio de 2009

Preview: [Rec2]

Creo que de una manera muy inteligente la productora de [Rec] está filtrando bastante información en la red de la segunda parte de la película, dirigida también por Paco Plaza y Jaume Balagueró. El más destacado, para mí, el trailer de la película donde se van viendo cosas...

Me llama la atención el plano de la cámara junto al fusil, una imagen muy de videojuego y parecida a otra aparecida en El rey de la montaña.

Aparte de este, también han ido apareciendo otros vídeos que aportan información de la película, prevista para el 29 de octubre.


miércoles, 1 de julio de 2009

Los hombres que no amaban a las mujeres (Män som hatar kvinnor).

Mi aproximación hacia cada nueva adaptación de un "fenómeno literario" -lo que antes se llamaba best seller- suele estar marcado por el recelo. Normalmente tengo la tendencia a creer que el objetivo de estas es satisfacer las espectativas de los fans, dando la sensación de que, en cierto modo, se obvia al público que se aproxima a ellas por primera vez. En la traslación de Stieg Larsson de su novela Los hombres que no amaban a las mujeres, dirigida por Niels Arden Oplev pensaba que vería lo mismo. Pero, me he sorprendido al ver que no.

La historia es la de un periodista, Mikael Blomkvist (Michael Nyqvist), caído en desgracia, contratado por un magnate para que intente descubrir el paradero de su sobrina, desaparecida cuarenta años antes. En el curso de sus investigaciones entra en contacto con Lisbeth Salander(Noomi Rapace). Una habil hacker y, al tiempo, una inadaptada social.

Hasta aquí la historia puede parecer que transcurre por los límites de cierta normalidad... y es así. Pero conforme avanza la trama si cobran fuerza una serie de elementos que merece la pena destacar.

Por un lado, destacaría la importante presencia de la tecnología. A lo largo de las dos horas y media de metraje, vemos como la electrónica y la informática se han ido filtrando en nuestra sociedad hasta el punto de pasar a ser una herramienta a convertirse en imprescindibles para establecer relaciones interpersonales. Llaman la atención algunas escenas en las que los personajes, desprovistos de su móvil o su ordenador son, poco menos que, inútiles.
Otro aspecto, que creo que ahora, con el ascenso de las extremas derechas europeas... En las recientes elecciones europeas se ha vivido un aumento significativo de las ideologías de extrema derecha, a lo que hay que unir la relación entre grandes fortunas y grupos de poder con las mismas. Esto es algo que se ve en la historia y que, a nivel de argumento, sino fundamental es interesante. Más aún cuando vemos que esto es algo que entronca con la propia actividad del autor de la novela.

Y, por encima de todo, lo que hace esta película diferente son sus personajes. Particularmente, los protagonistas. Mikael Blomkvist empieza como el protagonista al uso, hasta que se cruza en su camino Lisbeth Salander, muy bien interpretado por Noomi Rapace. En ese momento se rompen los tópicos, masculino-femenino, para ser el, en muchas ocasiones el sujeto pasivo y ella, el activo. La escena de cama entre ellos lo deja bien a las claras, pero no solo eso, sino la manera de actuar de cada uno de ellos o el planteamiento del desenlace. Que si resulta lo más flojo de la historia, en el sentido que su trama no es nada especialmente innovador, pero si sus elementos.