miércoles, 17 de marzo de 2010

The lovely bones.

La mesura es una cuestión básica en la vida. Saber hasta que punto llegar o cual no superar es, muchas veces, fundamental. Esto es más importante en el cine. Una acción dramática poco desarrollada puede resultar desastrosa, como puede serlo una mal llevada o forzada en exceso. Lo primero es lo que le ha sucedido a Peter Jackson en su última película.

The lovely bones se basa en la novela Desde mi cielo, de Alice Sebold. Cuenta la historia de Susie Salmon (Saoirse Ronan), una niña de catorce años, asesinada y violada por su vecino. Desde un lugar intermedio entre el cielo y la tierra observa la cadena de acontecimientos que su desaparición provoca en su familia, su padre (Mark Walhberg), su madre (Rachel Weisz) y sus hermanos (Rose McIver y Christian Thomas Ashdale)

The lovely bones presenta, para mí, dos problemas fundamentales. El primero, su construcción. Esta se basa en dos planos. El real/físico, el de la familia de la niña y el "celestial", desde el que la pequeña les ve. Ambos se alternan, pero la cuestión está en que más que reforzarse se entorpecen. Hay unos cuantos momentos, de una importante carga emocional, que se cortan para meter imágenes del plano de existencia de la niña, lo cual corta la humanidad de la cinta.

Un segundo aspecto es que de manera aislada cuenta con elementos incluso notables. Por ejemplo, un aterrador Stanley Tucci; Rose McIver, que interpreta a la hermana de la protagonista, e incluso la interpretación de Susan Sarandon como abuela de la familia. Lo que sucede es que en su conjunto falla. La abuela, como decía, me parece un personaje interesante, pero que realmente no aporta nada; lo mismo sucede con la adolescente capaz de ver a la difunta, que queda totalmente desaprovechada.

De esto modo, la película cuenta con un interesante punto de partida, y de hecho comienza muy bien, pero para terminar decayendo en el sentimentalismo más fácil. Es una historia dura, en la que no podemos obviar la experiencia de la autora -violada brutalmente durante su etapa universitaria-, pero falla en la emoción. Porque no emana humanidad de ellos, verdaderos sentimientos ante una situación tan dura.

2 comentarios:

  1. La verdad es que a mi la película me gustó, aunque también me decepcionó un poco porque esperaba más. Creo que el problema está en no saber utilizar en el momento preciso las imágenes de la joven Susie cuando se encuentra entre el cielo y la tierra. Jackson demuestra una gran destreza en ellas, los efectos especiales son espectaculares (no entiendo como no la nominaron en esta categoría), pero más que rodar imágenes bonitas, hay que contar una historia interesante y con buen ritmo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu visita y tu comentario.
    La peli... no está mal, pero la cuestión es lo que tu comentas. Algunas escenas, la película en sí, con un poco más de profundidad hubiese ganado muchísimmo.

    ResponderEliminar