miércoles, 14 de abril de 2010

Grandes momentos de la historia del cine: Scarface (El precio del poder).

Antes, mucho antes de que su nombre sonara para secuelas de películas como Paranormal Activity, Brian de Palma fue uno de los directores a tener en cuenta entre las décadas de los setenta-noventa. Suya fue El precio del poder (Scarface, 1983), relectura -con guión de Oliver Stone- de la película de 1932. Una de las escenas que dejó para la posteridad fue un final, casi shakesperiano con un (anti)héroe trágico, que solo, abandonado, se enfrenta a un destino fatal...

3 comentarios:

  1. ES simplemente maravillosa. Y de lo que no cabe la menor duda es que Brian de Palma es capaz de darnos lo mejor y lo peor, porque no quiero acordarme de esa marcianada con Gary Sinise. Espero que sepa donde se mete para su nuevo proyecto, y que quiere que le diga, no creo que haga una segunda parte de paranormal Activity, me cuesta, espero que le quede algo de dignidad.

    ResponderEliminar
  2. Saludos compañero. Yo, también espero que lo de la secuela sea solo un bulo y, pese a todo, todavía espero que vuelva a aproximarse lo que fue. De hecho, fui capaz de ver esa peli de la que hablar (y que no quiero ni mentar) esperando ver algo.

    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué gran, gran película! Y sí, un final espectacular. Me encanta tu blog, Empantallado. Voy a ir leyendo entradas antiguas.

    Besos,
    Maribel

    ResponderEliminar