domingo, 29 de agosto de 2010

Predators.

Admito, de inicio que me da un poco de pereza hablar de Predators. Cierto es que al ver el nombre de Robert Rodríguez en la producción me alegró y me hizo albergar ciertas esperanzas, pero el resultado final -sin ser malo- no terminar de ser lo que me hubiese gustado.

Un grupo es liberado en plena selva, personajes variopintos... a cada cual más paranoico y violento que el anterior, que son involucrados en un juego donde lo único que importa es la supervivencia, porque sin saberlo se han convertido en las presas de un grupo de cazadores.

La película que dirige Nimrod Antal cuenta con un reparto curioso, donde destacaría a Adrien Brody -que me ha gustado y bastante-, Alice Braga y Topher Grace. El resto es interesante, sobre todo, por Danny Trejo y Lawrence Fisburne, aunque hubiese sido de agradecer que su peso en la historia hubiera sido mayor.

Una cosa interesante de la historia es que siendo una parte nueva de la franquicia, en cierto modo, redefine los elementos de la primera de las películas. Toma muchos de sus elementos para crear (o continuar) la genealogía original de la saga.

Predators da lo que todo aficionado espera. Mucha acción, mucha lucha, es entretenido y cuenta con algunas escenas interesantes, como el combate a espada... pero si pienso que podría haber ofrecido -además- algo diferente, quizás algo de humor o un trazo más grueso.

2 comentarios:

  1. Saludos, compañero.

    Ojo, que igual es que yo tenía la esperanza de ver otra cosa :D

    ResponderEliminar