domingo, 5 de septiembre de 2010

Miedos (The hole).

Para los que fuimos niños durante los ochenta, ver el nombre de Joe Dante en unos títulos de crédito produce una sensación extrañamente familiar. Los Gremlins, Aullidos o Piraña fueron algunos de los títulos que dirigió durante esa década y que le convirtieron en uno de los nombres de peso en la industria. Luego, en los noventa, abandonó la pantalla grande y se centró en el mundo de la televisión con resultados tan interesantes como Homecoming, de la serie Maestros del terror.
Lo más interesante es que, frente a otras propuestas, la suya pretende ofrecer un cine de terror, de corte "familiar", un tanto alejado de lo que es habitual hoy en día.
El guión de Miedos (The hole) es obra de Mark L. Smith, quien también había escrito el libreto de Habitación sin salida. Es curioso, ambas comparten cierta idea del miedo que nace del espacio interior, más bien del "refugio". En una, una habitación de hotel, en esta la casa en la que la familia protagonista se pretende refugiar. La historia cuenta eso, una familia se muda a un nuevo hogar. Los hijos descubren en el sótano una puerta, que cierra -a su vez- un hueco que parece no tener fondo.

Es curioso. Lo que propone Dante es un tipo de terror "familiar" bastante alejado de las coordenadas actuales del género, lo que plantea habla de los valores de la familia y de la superación de los propios miedos. No en vano, el gran tema de la historia es ese, como nuestros temores se convierten en nuestro peor enemigo.

Otra cosa a tener en cuenta es la tercera dimensión. Pese a que la versión que yo vi es la de 2d, creo que merece la pena verla de otra manera. Porque pese a que la historia no tiene mucho más y no es el tipo de miedo que ofrece sangre e impactos visuales, está filmada de manera en la que situaciones "marginales" (ventanas que se abren, objetos que se mueven misteriosamente...) se conjugan para crear la sensación de tensión.

2 comentarios:

  1. Creo que me la apunto. Me resulta más atractivo este tipo de "miedo", que lo gore que nos han ofrecido en los últimos años.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Es diferente. No hay sangre, ni vísceras. Pero está entretenida.

    Saludos.

    ResponderEliminar