miércoles, 24 de febrero de 2010

Videos empantallados: Stalker (1979).

Esta temporada ha sido intensa para la ciencia ficción, aparte del estreno de Avatar también se ha visto el triunfo de películas tan renovadoras como Moon o Distrito 9 que han planteado el género desde perspectivas diferente. Esto me ha hecho pensar en otras historias que previamente ya habían trascendido de las barreras temáticas. Hoy nos acercaremos a Stalker, de Andrei Tarkovsky. Un hito para la historia del cine, que logra trascender para acercarse -casi- al lenguaje de la poesía.
Se puede hablar mucho, muchísimo, se puede hablar de esta película, pero hoy quería que se aproximasen a ella y que -simplemente- la disfruten...

martes, 23 de febrero de 2010

Grandes momentos de la historia del cine: Drácula de Bram Stoker (1992).

Drácula de Bram Stoker, la adaptación del libro del autor irlandés que dirigió Francis Ford Coppola me parece una película a recuperar. Por la lectura que hace del mito vampírico, por la historia y por sus aspectos estéticos. Una de sus escenas, el final con "La frase" de Drácula/Gary Oldman.

sábado, 20 de febrero de 2010

Videos empantallados: Interstate Love Song.

Últimamente estoy escuchando mucho a los Stone Temple Pilots. No hay un motivo, simplemente pasó. Y he (re)descubierto al grupo, como no lo hice en su momento. Uno de sus singles fue Interstate Love Song, incluido en el disco Purple (1994). Su letra, como sucedía en muchas de sus canciones, tocaba líricamente muchos temas y luego tuvieron su traducción en imágenes dirigada por Kevin Kerslake.

miércoles, 17 de febrero de 2010

En tierra hostil (The hurt locker).

Frente a otros conflictos bélicos en los que han participado los Estados Unidos, la Guerra de Iraq no ha (o había) conseguido calar en el público. Pese a intentos más o menos notables (Jarhead, Leones por corderos, Redacted...), no hay una cinta que lograse enganchar, quizás porque todas partían de un presupuesto moral como el de decirnos lo mala que es la guerra.

Quizás en II Guerra Mundial, existía un enemigo claro y la del Vietnam significó un "despertar" de la sociedad ante lo que sucedía en el frente, por primera vez se veía "el horror". Por su lado, mientras, en los conflictos tanto de Iraq como Afganistán hay más implicaciones (terrorismo, control de medios de comunicación, etc) que hacen que sea más difícil -por lo menos en lo que se adivina- que el público USA tenga una conciencia clara de lo que sucede en Oriente Medio.

En tierra hostil (The hurt locker), nos situamos en la Guerra del Golfo durante el 2004, en los momentos posteriores a la entrada del ejército norteamericano en Iraq. Una unidad de artificieros recibe a un nuevo sargento. Este resulta ser un individuo temerario, incapaz de aceptar norma alguna, que pone a sus hombres (y a si mismo) en peligro de manera constante.

A priori la película que dirigida por Kathryn Bigelow reune todos los ingredientes para quedarse en "solo" una película de acción, pero logra ir más allá. Hay un estilo periodístico en la historia, bastante interesante. En este no existe aparentemente una trama, al menos no al uso. No presenciamos una persecución, no hay un "malo", de hecho las acciones no parecen tener una unidad más allá del contexto y los personajes... pero no es así.
Lo que sucede es que la trama no se encuentra en lo que vemos, el verdadero drama se desarrolla en la mente de los protagonistas, en la manera en la que las acciones que van protagonizando les afectan.
Un detalle a destacar. El guión es obra de Mark Boal, escrito a partir de los relatos redactados durante su estancia en Iraq, en compañía de una unidad de artificieros, como también fue suyo el relato que dio pie al libreto de En el valle de Elah, en el que se contaba como la experiencia en el frente alteraba a los hombres, casi imposibilitándolos para mantener una vida normal.

Jalonado por encuentros algunos absurdos, otros casi surrealistas -tremendo el de David Morse-, la película nos cuenta un viaje hacia las profundidades del alma humana, justo hasta el lugar al que ninguno de nosotros queremos llegar, al límite entre razón y locura.
Para ello la caracterización de los personajes es fundamental. En esta se parte de un retrato, en principio de trazo grueso de los protagonistas. Al inicio cada uno de ellos parece encarnar un tópico del género bélico. Está el soldado responsable (William MacKie/JT Sanborn); el cobarde (Brian Gerathy/Owen Eldridge) y el temerario (Jeremy Rener/William James). Lo que la directora hace (y muy bien) es irle dando profundidad a cada uno de ellos, para terminar por mostrarlos -a todos- como seres rotos. Cada uno de diferente manera, pero que han sido vencidos por la presión, a la paranoia, de sentirse constantemente amenazados o han llegado al extremo opuesto, en el que necesitan sentir, cada vez, una sensación más fuerte que la anterior para saberse vivos.

Por eso, para mí, La Escena de la película está al final. En el epílogo, en el que vemos la vida de uno de ellos tras su experiencia en el frente. Entonces es cuando experimentamos el auténtico drama. El terror de una persona que cada día se jugaba la vida, tomando decisiones a vida o muerte en segundos, que es incapaz de hacer algo tan sencillo como elegir qué comprar en un supermercado. Más impactante es el diálogo posterior, en el que se encierra todo el (triste) mensaje de la película y que se encuentra en la frase que la abre.

"El ímpetu de la batalla es una potente y muy a menudo letal adicción, pues la Guerra es una droga".

Esto es más significativo si tenemos en cuenta como vivimos en una sociedad que se caracteriza por, precisamente, intentar subliminar los impulsos violentos que laten dentro de cada uno de nosotros.

Pero la película no juzga. Quizás fruto de la herencia periodística del guión, la historia cuenta, pero no intenta hacernos pensar de una manera determinada. Pero ¿hace falta?¿Es necesario que alguien nos diga que la guerra es terrible?

Me ha gustado mucho la dirección de Bigelow que, sin ser confusa, ha sabido dotarla de mucho nervio, con mucha viveza a las imágenes -una "marca de la casa" de la directora-; y también las interpretaciones, todas en general son destacables, incluso las más breves, pero si que destacaría a la pareja protagonista: William MacKie y -sobre todo- a Jeremy Rener. En general me ha gustado mucho su interpretación, pero en la última parte de la película me parece sobrecogedora.

lunes, 15 de febrero de 2010

Preview: Kick ass.

El otro día leí, casi de un tirón, los nueve número del cómic Kick ass. Luego recordé que había visto algo sobre su adaptación al cine. Así llegué hasta los vídeos que hoy se incluyen en esta entrada...

Y un clip de la película...

Yo espero que tenga algo más de suerte que la anterior adaptación de un cómic de Millar, Wanted. Me da, eso sí, la sensación de que han cambiado el tono. De la violencia original, por una historia un tanto más paródica respecto el "mito" de los superhéroes.

Dirigida por Matthew Vaughn, y un reparto en el que destaca la presencia de Nicolas Cage, Mark Strong, Aaron Johnson, Chloe Moretz y Christopher Mintz-Plasse. El estreno en los USA, será el 16 de abril, en Argentina el ¡10 de junio! y para otros países, aún no he visto ninguna fecha.

jueves, 11 de febrero de 2010

La carretera (The road).

Llevo tiempo manteniendo una teoría. Durante mucho tiempo pensamos en el fin del mundo motivado por algo. La guerra nuclear, pandemias o la colisión de un objeto caído desde el espacio parecían ser los modernos caballos del apocalipsis. Mi idea es que con la entrada en el siglo XXI se produjo un cambio.
De la misma manera que fue la I Guerra Mundial la que abrió (oficiosamente) el siglo XX, el 11-s marcó el punto de inflexión de nuestra época, en el que el terror esta a nuestra altura. Terrorismo y medios de comunicación son dos de los vértices principales de este fenómeno. El primero, representa un miedo no concreto, que nos rodea y al que no podemos identificar. El segundo, marca una grado de relación distinta al habitual. Perdemos el conocimiento global, el terror adquiere una dimensión más cercana pero magnificada ante la pérdida de una perspectiva global.

En la adaptación de la novela de Corman McCarthy La carretera (The road) estos son elementos que se hacen presentes. En ella se nos presenta un mundo arrasado por un desastre, que nunca conoceremos. Tras él se produce una regresión de la civilización a un estado primario, casi darwinista en el que sólo los más fuertes pueden sobrevivir. Mientras un padre y un hijo (Viggo Mortensen y Kodi Smit-McPhee) recorrenn una carretera y llegar a una playa, al sur, en la que esperan encontrar algo que les de esperanza.

John Hillcoat ha dirigido la película de un modo, diría que "académico". Frente a lo que es la novela original, que resulta bastante vanguardista en su escritura, la película es mucho más tradicional moviéndose por terrenos cercanos al western. Una cosa interesante, no esta construida a modo de película de terror. En su lugar lo que vemos es un drama, el de los protagonistas que intentan mantener la cordura cuando la sinrazón se ha adueñado del mundo.

En este sentido, destacar al padre y al hijo. Ambos están soberbiamente interpretados, Mortensen está genial y el niño, no se queda a la zaga. Un detalle muy interesante es como están construidos ambos. El padre está enfermo, física, pero también desde un punto de vista "ético". Ha visto la corrupción del mundo y ante su degradación, se ha ido endureciendo, deshumanizándose al tiempo que su identidad se pierde.
Frente a él, el niño. A diferencia de su padre, el niño no ha conocido otro mundo. Por eso no arrastra odio en su interior. Al contrario, su identidad se va forjando casi a semejanza del mundo "nuevo" en el que vive y por ello todavía es capaz de sentir compasión por los demás.
Por eso el viaje termina bien.

Además de los protagonistas, no es menos cierto que todo el reparto está muy bien. Aunque son casi más cameos, me gustó mucho Charlize Theron y -me encantó- Robert Duvall.

Del mismo modo también destacaría otros aspectos de la producción, como la música de Nick Cave y Warren Ellis y la fotografía de Javier Aguirresarobe, que se conjugan para construir una historia dramática porque La carretera es la historia de un viaje, como la Odisea, en la que el héroe persigue un ideal, casi un recuerdo, en un mundo de locura y que plantea una visión dura, desencarnada, pero también llena de humanidad y esperanza, del género humano.

miércoles, 10 de febrero de 2010

Preview: AD.

El otro día, curioseando descubrí en un par de páginas (zomics.com y la de mi estimado zombi) un trailer que me llamó la atención, AD. Sin tener mucho más datos -al menos por ahora-, una película de animación bastante interesante, tanto por el tema como por su estética, dirigida por Ben Hidon y que ha llamado (bastante) la atención en la Red.

jueves, 4 de febrero de 2010

The box.

Creo que debemos estar agradecidos de que exista un director como Richard Kelly. Puede gustar más o menos, el resultado de sus largometrajes podrá parecernos mejor o peor. Pero lo que no creo que nadie pueda negar su capacidad para crear un mundos personales, en los que ciencia, superstición y fe se aproximan.

The box es su última película. En ella un desconocido (Frank Langella) se presenta en la casa del matrimonio Lewis (James Marsden y Cameron Diaz). Les plantea un dilema. Si aprietan el botón que se encuentra en una caja abandonada en su puerta el día antes, recibirán un millón de dólares. Pero a cambio alguien, en algun rincón del mundo, morirá.

El guión adapta un cuento original (Botón, botón) de Richard Matheson, al menos durante su primera hora, en la que resulta notable. Durante esta parte, tanto desde el punto de vista formal como de la trama me ha recordado a Alfred Hitcock. Plantea una situación que, a su vez, da pie a la historia. A la duda, si merece la pena sacrificar a una persona por dinero.

La segunda parte de la película es mucho más "Kelly". Planteada casi como una fusión entre Ray Bradbury y David Lychn, con imágenes que juegan a plantearnos que detrás de la aparente normalidad hay "algo", se esconde otra cosa.
Aquí es donde me parece que hay ciertos problemas. El reparto me parece que está muy correcto -sobre todo Langella, que parece que siempre está... aunque no lo veamos-, pero el giro de la historia, del suspense a la ciencia ficción de postulados (casi) "new age" es un tanto forzado y se nota demasiado. Cuenta con ideas interesantes, sobre todo, acerca de como hay un punto en el que ciencia y fe se aproximan. Pero el problema es que en la traducción a imágenes la historia pierde fuerza. Quizás esto responda a una cuestión comercial, pero es como si se hubiera simplificado tanto, que no parece más que relleno hasta el final.

lunes, 1 de febrero de 2010

Preview: The man who stare at goats.

The man who stare at goats, que en España -al parecer- se traducirá como Los hombres que miraban fijamente a las cabras, pasa por ser uno de los estrenos próximos -a priori- más atípicos de la próxima cartelera.
La historia es la de un periodista (Ewan McGregor) que investiga a una unidad de psíquicos del ejército USA. Entre ellos se encuentran -entre otros- George Clooney, Kevin Spacey, Stephen Lang, Jeff Bridges y Robert Patrick.

Además del trailer de la película de Grant Heslov que adapta el libro de Jon Ronson es posible encontrar más vídeos, que resultan cuando menos, simpáticos y que pueden dar alguna clave de por donde va la historia...




Y quizás, el mejor de todos...


Por último un pequeño reportaje sobre la (supuesta) historia real que se oculta tras la trama de la película.


El largometraje se estrenó el 6 de Noviembre en los USA, lo hará el 5 de Marzo en España y el 22 de abril en Argentina.