miércoles, 27 de octubre de 2010

Preview: Wrecked.

En la novela La isla de cemento, James G. Ballard nos contaba la historia de un hombre que se transformaba en una moderno Robinson Crusoe al sufrir un accidente de coche tras el que quedaba varado en una isla de transito entre los carriles elevados de una autopista.
Con un argumento ligeramente parecido el próximo año llegará a las pantallas Wrecked. Dirigida por Michael Greenspan, con guión de Christopher Dodd y protagonizada por Adrien Brody. En ella se cuenta la historia de un hombre que se despierta en un coche accidentado en el fondo de un barranco. No recuerda quién es ni cómo ha llegado allí. Así inicia una lucha por sobrevivir y recuperar su identidad.


domingo, 24 de octubre de 2010

Entrevista a Anton Corbijn (en decine21).

Ya le dedicamos una entrada a la crítica de El americano. Ahora, tras leerla en decine21 me gustaría traer una entrevista al director Anton Corbijn. La entrevista, realizada por José María Aresté puede leerse a continuación o en la web original.


El europeo

Anton Corbijn había trabajado como fotógrafo y autor de vídeos musicales, hasta se lanzó a dirigir un sorprendente largo, Control, sobre Ian Curtis, vocalista de Joy Division. En su segundo film vuelve a romper el saque con un thriller con aires de western rodado a la europea.

¿Cómo ha manejado un reparto tan internacional?
Realmente no he tenido ningún problema. Puede que sea porque he hecho pocas películas, así que no me extrañó encontrarme con un grupo de estas características. Además, yo viajo mucho por Europa y estoy acostumbrado a todas las nacionalidades. No me pareció raro. Al principio pensé que podría tener problemas con los actores italianos, pero para nada. Mi idea con los actores italianos actuales era que parecían muy caricaturescos, pero no ha habido ningún problema, al revés.

¿Qué le motivó a asumir este proyecto?
Cuando me decidí a hacer una segunda película tenía claro que quería cambiar muchas cosas en relación a la primera. Leía muchos guiones de géneros diferentes y entonces me llegó el de esta película y me gustó bastante. Me leí la novela original y me encantó, me gustó más. Me gustó mucho la idea, la historia. Creía necesario que se cambiara la historia de la redención que se proponía y entonces volvieron a trabajar sobre el guión que me habían pasado a mí. Lo reescribieron, añadieron ciertos toques, le dieron un poco de estructura de western y entonces fue cuando decidí seguir adelante.

Hablando del tema de la redención, la película muestra personajes que tienen secretos que son incapaces de compartir con los demás, lo que acrecienta su sentido de culpa. ¿Le interesó especialmente este tema?
En este caso por el tipo de personaje que encarna George Clooney, un asesino, no era capaz de hablar, ni aunque fuera mediante la confesión con el cura. La única salida para él era tratar de dejar el pasado un poco atrás y tratar de cambiar de vida.

Pero esa incapacidad afecta no sólo al personaje de Clooney, también el sacerdote y la prostituta tienen secretos que les avergüenzan.

Es el tipo de secreto que se encuentra especialmente en los pueblos pequeños. Supones que todo es abierto, que todo el mundo sabe todo. Lo vemos en La cinta blanca de Michael Haneke. Todo parece muy normal, pero hay tantos secretos.

¿Esta película ha sido un intento de alejarse de los temas musicales que trató en su primer trabajo, Control?

Yo sigo pensando en mi primera película como en una historia de amor. Pero entiendo la pregunta, aunque soy tan nuevo en esto de dirigir en cine que después de la primera peli me di cuenta de que si quería hacerlo en serio, tendría que aprender mucho. Quería trabajar en géneros muy distintos y este segundo proyecto me ha dado la oportunidad de hacer muchos cambios: he trabajado en color en vez de en blanco y negro, es una historia de ficción, es una producción norteamericana, etc. Simplemente quería hacer estos cambios para seguir aprendiendo. La música sigue siendo un elemento muy importante en esta película, pero no más importante que los actores.

Y más allá de la primera película, su pasado está totalmente vinculado a la música como director de videoclips.

A lo mejor aquí me conocéis por mis trabajos con U2, pero realmente los últimos veinte años he sacado fotos, he conocido a mucha gente con quien he trabajado. Desde entonces y, poco a poco, he ido dejando atrás mi vida con la música. No ha sido un cambio radical, de repente. Y como he dicho antes, si quiero encontrar mi propia voz en el cine, tengo que ir experimentando.

¿Por qué eligió a George Clooney cuando este actor nos tiene acostumbrados a personajes con bastante diálogo y más simpáticos?

El reto, precisamente, es meter a George Clooney en una película así y lo que es interesante y ayuda mucho es que sea un personaje más oscuro que los que normalmente hace. Le pones en un papel como un tipo encantador y el público va más bien a ver a George Clooney antes que al personaje, pero aquí al ser tan distinto, después de poco tiempo el público empieza a ver al personaje y no al actor.

Como era un personaje con poco diálogo era importante que lo interpretara con el lenguaje corporal. Y tampoco hay tantos actores que sepan hacerlo, y George Clooney siempre fue mi primera opción. Cuando aceptó, me quedé encantado.

Además de la influencia del western, ¿hay un intento de recuperar cierto thriller de los setenta y algo de Michelangelo Antonioni?

No he visto tantas películas en mi vida y de Antonioni he visto dos. No las había vuelto a visionar antes de la película, aunque no es la primera vez que me dicen esto. Lo que sí intenté fue darle el ritmo de las películas de los setenta, porque son más pausadas que hoy en día.

¿Qué diferencias hay entre el libro original y la película?

Los cambios más importantes empiezan con el título, el libro se llama A Very Private Gentleman. En la novela original el protagonista es inglés y además de fabricar las armas de forma artesanal, pintaba mariposas. Los ingleses son más excéntricos y para ellos esto resulta creíble, pero en Estados Unidos nadie se va a creer a un personaje así. Tenía que buscarle otros entretenimientos como la fotografía. Esto realmente es el cambio más importante en comparación con la novela. Los finales del libro y de la película también son completamente distintos.

Creo que ha dirigido esta película con el estilo que Fred Zinnemann empleó en Chacal (1973) en los años setenta. Ha debido tener mucha libertad para rodar lo que puede parecer una película "anti-Hollywood" por su ritmo pausado.

Sí, que no se enteren (risas). Mi agencia recibió un mail de un alto ejecutivo de Disney que decía que le había encantado la película, pero que todavía no había entendido cómo había conseguido rodarla en la industria hollywoodiense. Entendía que ayudaba el hecho de que George Clooney estuviera en el proyecto. Es una garantía para la gente que va a invertir en la película. Aún así lo que vemos es una película muy distinta de lo que es normal ver en Estados Unidos y ha encontrado su público. Para quien sólo quiere acción, ésta no es su película, pero ha resultado que, para otros, ésta ha sido la película que querían ver.

¿Le sorprende entonces que la película llegara a ser número uno en la taquilla estadounidense el primer fin de semana?

Sí, muchísimo, nunca lo había soñado. Creía que iba a tener algo de aceptación después de mi primer trabajo, pero nunca el número uno.

¿Cuál es su próximo proyecto?

Estoy viendo distintos proyectos pero no hay nada concreto de momento. Me gusta mucho el thriller psicológico, las películas de suspense, las comedias negras. Estoy buscando en todos los géneros. Estoy pensando en una película con hombres azules y a lo mejor la ruedo en 3D (risas), lo estoy pensando.

Quizá esto parezca algo descabellado, pero. ¿hay cierto paralelismo entre el protagonista y usted en el sentido de que asume una falsa profesión de fotógrafo, y ambos trabajo suponen "disparar" a la gente? Me llaman la atención las armas sofisticadas que prepara, con artilugios que bien podían ser accesorios fotográficos.

Aparte del evidente parecido físico entre George Clooney y yo (risas), tampoco hay muchas cosas en común. Yo no quería darle la ocupación de fotógrafo, porque pensaba que la gente iba a hacer comparaciones conmigo. Pero al final resultó que hacerle fotógrafo era lo que más convenía. En el film enseño varias veces que la marca de película que utiliza es Kodak, porque es mi marca favorita y no quiero que se deje de fabricar. También me ha gustado desde joven la idea del solitario, tenía una visión un poco romántica de mí mismo: un solitario viajando por el mundo con mi cámara. Ahora ya no tengo tanta ilusión en este sentido. También en Control lo que más me atraía era el personaje que era un poco solitario. En cuanto a montar cámaras complejas, y manejar aparatos complicados, ni siquiera utilizo cámaras digitales, tienen demasiada información para los retratos que yo suelo hacer. Yo prefiero las cosas más sencillas.

Es un apasionado de la música, ¿por qué grupos siente debilidad?

Los típicos... Estoy a punto de sacar un libro con Tom Waits, llevo trabajando con él desde 1977 y siempre he estado muy interesado en lo que hace. A parte de él, tengo muchos amigos en el mundo de la música y me gusta seguir lo que hacen.

Como fotógrafo ha retratado a personajes de renombre, ¿quién le ha impactado más?

Como decía la canción, "cada foto cuenta una historia", pero puede que el mejor haya sido Nelson Mandela. Creo que le hice una fotografía muy bonita. También me interesan mucho los pintores.

Al convertir al protagonista en americano, el sacerdote le dice que en su país no tienen ni futuro ni pasado, que sólo viven el presente. ¿Hay algún intento de reflexión entre lo norteamericano y lo europeo?

Es una forma de verlo. El sacerdote habla también sobre los franceses y dice que lo único bueno que ha salido de Francia es el coñac y en otro momento dice que los norteamericanos sólo piensan en escapar del pasado. Si miras a según que políticos norteamericanos, es cierto que piensan así.

José María Aresté
16/09/2010

El americano (The american).

Anton Corbijn, es un refutado fotógrafo y director de vídeos musicales (Viva la vida, Coldplay o I feel you, Depeche mode). No es de extrañar que fruto de ello, su primer largo estuviera vinculado al mundo de la música. Control, llevaba a la pantalla la vida de Ian Curtis a partir del libro Touching from a distance que su viuda, Deborah Curtis, escribió.

En El americano (The american), Corbijn adapta otro libro (A Very Private Gentleman, de Martin Booth) con George Clooney de protagonista.

Clooney encarna a un asesino a sueldo escondido en Abruzzo, un pequeño pueblo italiano. Ante la tranquilidad de la vida allí comienza a plantearse abandonar su vida.

El realizador holandés ha realizado una película totalmente atípica, alejada de las convencionesdel género. El americano se sitúa en el territorio del thriller europeo, más cercano a El silencio de un hombre, o de un James Bond dirigido por Robert Bresson.
El estilo de la cinta es magnífico. En eso se nota que el director es un gran fotógrafo. Eso se aprecia en la manera en la que cada plano se ha construido, pero no solo eso. Ha sabido dotar a la historia de un ritmo pausado, intimista y brillante.

Aspecto fundamental, los actores. George Clooney, contenido, duro y a la vez, genial. Gran parte de la película se sustenta (y muy bien) en una interpretación -pese a que he leído alguna que otra crítica muy dura en contra suya- muy contenida, lejos de ciertos tics habituales. A destacar las secuencias que comparte con el sacerdote interpretado por Paolo Bonacelli (quien salía en Saló o Los 120 días de Sodoma). Por otro lado esta Violante Plácido. Su personaje se entiende. Tiene una finalidad muy clara, pero desde mi punto de vista su actuación es bastante más floja que la del resto del reparto.
Un detalle del guión. Me ha gustado mucho la manera en la que cada personaje tiene algo que ocultar y eso es algo que, a cierto nivel, los iguala.

Por contra, si hay que reconcerle un fallo. Y esto era algo que ya sucedía en Control. La relativa vacuidad del libreto. De hecho, tras la etapa de planteamiento la historia se viene un poco abajo.
Puede calificarse a El americano es un brillante ejercicio de estilo, pero su problema es que detrás, poco o nada se esconde.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Preview: Paranormal activity 2.

¿Hacía falta?

Tras el éxito de la Paranormal activity, pronto llegará a las pantallas su segunda parte. Lo que no parece ser más que una versión aumentada de la anterior. La trama, una familia (más personajes y niños de por medio) se muda a su nueva casa (la de la primera parte). Allí comienzan a experimentar fenómenos extraños, por lo que se deciden a colocar cámaras para saber qué es lo que está sucediendo.
Dirigida por Todd Williams (Una mujer difícil), con guión de Michael R. Perry (Millenium, Persons unknown), se estrena el 22 de octubre en los EE.UU y el 4 de noviembre en Argentina.

sábado, 16 de octubre de 2010

Resident Evil: Ultratumba.

La primera película de la serie Resident Evil, dirigida por Paul W. Anderson era una amalgama de elementos que iban desde la referencia a clásicos. De John Carpenter, hasta George A. Romero, pasando por otros como Lamberto Bava (y sus Demons), Lucio Fulci o Los 28 dias/semanas después. El resultado de todo ello fue una cinta, que sin ser nada del otro mundo, resultaba -al menos- entretenida.

A partir de entonces se fueron sucediendo, casi de manera mecánica, nuevas partes que han llevado a la saga al uso (y abuso) de referencias, tópicos y lugares comunes.

Así llegamos hasta Resident evil: Ultratumba. Brevemente. Seguimos acompañando a Alice (Milla Jovovich) en su lucha contra la corporación Umbrella en un mundo repleto de ¿zombis/infectados?

Lo que más me llama la atención (de esta y de todas) es la capacidad que tiene para tomar elementos de otras películas y fagocitarlos son el menor rubor. De este modo a la trama se incorpora ahora un guiño (¿copia sería mejor?) a Matrix.

Del resto... poco más. Sigue por los mismos senderos que las partes anteriores. Chicas guapas, muchas caras televisivas, un argumento lleno de topicazos, sustos que se ven venir desde el minuto uno y un uso gratuito de los efectos especiales.

pd. No puedo dejar de recomentar la crítica de Luis Cifer, la pueden ver pinchando aquí.

viernes, 8 de octubre de 2010

Emisiones empantalladas. Cine maldito.

Aunque no es el tipo de periodismo que más me atrae, no dejo de reconocer que no deja de tener su gracia. Las investigaciones sobre historias misteriosas tiene un "algo" que nos llevan mentalmente a sentarnos alrededor de una hoguera contando historias de miedo. Como además se va acercando la noche de difuntos (eso que ahora llamamos Halloween), les dejo un programa que habla sobre el cine de terror y sus maldiciones.

(Santiago Camacho en Radio Tarragona).

pd. Si les interesa (o no) me avisan a ver si se encuentra algo más.

jueves, 7 de octubre de 2010

Preview: Más allá de la vida.

Repite Matt Damon ante la cámara con Clint Eastwood en su última película Más allá de la vida (Hereafter), un drama de tintes sobrenaturales en el que se cuenta la historias de varios personajes cuya vida se ve afectada por la muerte.

Damon es un trabajador de una fábrica que puede comunicarse con los difuntos; Cécile de France encarna a una periodista superviviente del tsumani de 2004 y Frankie y George McLaren encarnan a dos hermanos, uno de los cuales ha muerto en un accidente de coche. En papeles secundarios, además, podemos ver a Bryce Dallas Howard, Lyndsey Marshal (Roma), Jay Mohr y Thierry Neuvic (Código desconocido).
Más allá de la vida se estrena el 22 de octubre en los EE.UU y el 21 de enero en España.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Grandes momentos de la historia del cine: Una historia del violencia.

David Cronenberg. "La Nueva Carne". La unión entre lo mecánico y lo orgánico. La transformación y la infección. Sus temas. Evidentes en Rabia, Scanners o Videodrome.
¿Sólo ahí?

Una historia de violencia también lo es de una infección, la de una violencia que se extiende por todos los miembros de una familia. Los padres (Maria Bello y Viggo Mortensen), al principio hacen el amor, inocentes, fantaseando dulcemente.

Pero algo cambia, un virus se va introduciendo y los transforma. Ahora es solo sexo. Porque en esa familia, algo ha cambiado.
Para siempre.

Preview: True Grit.

Siempre geniales, los hermanos Cohen realizan en su última película (True Grit) una nueva adaptación de la novela de Charles Portis cuya versión de 1969 (Valor de ley) le valió a John Wayne su único Oscar. En ella se cuenta la historia de una niña que convence a un viejo Marshall (interpretado por Jeff Bridges) para que le ayude a buscar al asesino (Josh Brolin) de su padre.

Entre os destacados, además de los mencionados, también aparecen Matt Damon y Barry Pepper. El estreno, el 25 de diciembre en los USA.

lunes, 4 de octubre de 2010

Preview: Skyline.

Cuando vi el primer anuncio y, pese al interés que había ido levantando, no sentí demasiada curiosidad por Skyline.
Me parecía otra película más en la línea de Independence day. Pero con el segundo... no sé, me hace tener la esperanza de que puede tener alguna cosa interesante...
La película está dirigida por Colin y Greg Strause, quienes ya dirigieron Alien vs Predator (no, eso no es una garantía) y cuenta con un reparto muy televisivo: Eric Balfour (24, Valemont), Scottie Thompson (Trauma), David Zayas (Dexter), Donald Faison (Scrubs), Neil Hopkins (Perdidos, donde interpretaba al hermano de Charlie) y Brittany Daniel (una de las gemelas de Sweet Valley).

¿Fechas? 12 de noviembre en los EE.UU; 31 de diciembre, España.

Arthur Penn (1922-2010).

Además de Tony Curtis, también ha fallecido recientemente el director Arthur Penn. Si Curtis representaba el Hollywood clásico, Penn fue autor de películas que rompían con él.Formado en el mundo de la tlevisión, suyas fueron El zurdo o Bonnie & Clyde las cuales mostraban que había otras maneras de hacer cine.

Tony Curtis (1925-2010).

Hace un par de días falleció Tony Curtis (1925-2010) y quería recordar a uno de los últimos representantes del Hollywood clásico, presente en títulos tan importantes como Con faldas y a lo loco, Espartaco, Los vikingos o Fugitivos, dirigida por Stanley Kramer y que le valió una nominación a los Oscars de 1958.

Videos empantallados: Pajaritos (For the birds).


Este corto de Pixar, dirigido por Ralph Eggleston acompañaba a Monsters S.A. en su estreno, en 2000. Poco más de tres minutos auténticamente maravillosos.

domingo, 3 de octubre de 2010

Machete.

Machete nació al rebufo de los falsos anuncios que se incluyeron en Grinhouse de Robert Rodríguez y Quentin Tarantino. Ante la simpatía que despertó el personaje, Rodríguez se decició a transformarla en largo y darle a Danny Trejo su primer personaje protagonista.

Machete era un agente federal méxicano. Traicionado, su familia asesinada, tuvo que huir a los Estados Unidos como un inmigrante ilegal. Allí es contratado para asesinar a un senador de política especialmente dura con los ilegales. Machete será traicionado nuevamente. Esa será la última vez.

Esta no será recordada como la mejor película de Robert Rodríguez, pero no deja de ser paradójica la situación que plantea frente a lo que sucede en la realidad respecto a las cada vez más restrictivas leyes norteamericanas contra la inmigración. De hecho, el que debería ser el personaje más caricaturesco -el político encarnado por Robert de Niro-, puede que sea el más "real" de la función.

Algo que me ha gustado es el reparto, Michelle Rodríguez, Cheech Marin, Jeff Wahey, Don Johnson y Steven Seagal (si, han leído bien) me parecen de lo mejor de la cinta y, por encima de todos Trejo, convertido en una especie de Charles Bronson méxicano. Brutal, chulo y de pocas palabras. Un personaje que anda por ciertos lugares comunes del director como un hospital que recuerda poderosamente al de Planet Terror, mientras que la estructura de la historia parece muy cercana a la de El Mariachi y en donde se hacen presente guiños que van desde John Woo hasta Brian de Palma.

La película es -en principio- bastante entretenida con algunos puntos un poco cafres (como el método para cambiar de planta en el hospital), pero según va avanzando se hace un poco pesada hasta el extremo en que a las últimas escenas ya le sobra un poco de metraje.